David Ramos sigue dando la espalda a la euforia

La Tribuna
-

El técnico del Viña Albali Valdepeñas insiste en continuar por la línea del trabajo y evitar el exceso de optimismo tras la victoria ante ElPozo Murcia

David Ramos, durante el partido ante ElPozo. - Foto: Rueda Villaverde

El Viña Albali Valdepeñas alimentó sus esperanzas de disputar la próxima Copa de España con un triunfo de prestigio (4-2) ante ElPozo Murcia, actual subcampeón liguero y uno de los ‘grandes’ del fútbol sala español. Cuarto en la tabla, el conjunto de David Ramos acaricia ya su clasificación para la Copa de España, pues a cuatro jornadas para el final de la primera vuelta ya aventaja en cinco puntos al noveno, el Levante. 
«La afición puede reservar ya hotel para la Copa de España de Málaga, pero con cancelación gratuita», bromeó David Ramos, técnico del equipo, que se mantiene fiel a su discurso desde el inicio de la temporada.
«Hay que seguir trabajando. Está claro que para un equipo de nuestra entidad ganar a un conjunto como ElPozo es una pasada y hay que disfrutar, pero no nos queda otra que continuar». 
Ya se va a cumplir un año de su llegada a Valdepeñas, cuando cogió al equipo en posiciones de descenso, y David Ramos considera que lo importante en este periodo es que «confío mucho en mis posibilidades y eso lo intento transmitir al grupo. Estamos en Primera por méritos propios y hay que creerse que podemos competir contra cualquiera», recalca. 
El preparador madrileño resaltó la capacidad de sufrimiento de su equipo en el duelo con ElPozo, reponiéndose a momentos duros, como la expulsión de Cainan,  «El equipo sabe sufrir, pero hay que seguir con los pies en el suelo porque esto es muy largo. Hay que disfrutar, pero no sólo por haber ganado a ElPozo, sino por toda la trayectoria que llevamos. Igual estamos malacostumbrando a la gente y por eso pido paciencia cuando las cosas no salgan bien porque nosotros seguiremos siendo los mismos», argumentó.
No se olvidó tampoco David Ramos de agradecer el apoyo de la afición, que volvió a ser un factor clave en el pabellón Virgen de la Cabeza: «Nos da alas y parte de la culpa de ese triunfo es de ellos», señaló.
El sábado espera otro duro encuentro en la pista del Peñíscola, curiosamente el escenario en el que la pasada campaña el conjunto vinatero logró el primer punto en su estreno en Primera División.
La plantilla disfrutó ayer de una jornada de descanso y hoy se ejercitará en doble sesión, con las ausencias de José Ruiz y Edu Sousa, que están concentrados con las selecciones de España y Portugal, respectivamente, para medirse a Japón y Francia, respectivamente.
Miércoles y jueves los valdepeñeros se ejercitarán por la tarde y el viernes tendrán descanso para afrontar con las máximas garantías un choque «ante un gran equipo y que tiene un magnífico entrenador».