scorecardresearch

Ahorro récord en Ciudad Real por la incertidumbre económica

R. Ch.
-

El dinero en depósitos bancarios de empresas y familias supera los 10.300 millones de euros. Desde la crisis del COVID-19, el ahorro ha crecido un 36%

Una pareja ante un cajero de una entidad financiera. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Más de 10.300 millones de euros son los que empresas y particulares de la provincia tienen guardados en depósitos de bancos y cajas en Ciudad Real, según el Banco de España, que eleva esa cifra de ahorro del llamado sector privado a un nuevo récord. Nunca antes, y pese a la inflación, había tantos euros guardados en el banco. El motivo, la incertidumbre por la situación económica que, además, no arranca ahora. La 'fiebre' ahorradora de los ciudadrealeños arrancó en 2018 y se consolida este 2022. El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicaba hace unos días los resultados del barómetro correspondiente al mes de septiembre, el primero tras el verano, en el que el principal motivo de preocupación de los españoles cambiaba de la pandemia del COVID-19 a la crisis económica. Y eso ha tenido su reflejo en las cuentas de ahorro. Desde la pandemia, la primavera de 2020, el ahorro de los ciudadrealeños ha crecido en más de mil millones de euros y el dinero confiado al sistema financiero crece, trimestre a trimestre, desde entonces, con la excepción del verano, cuando lo normal, desde 2011, es tirar de los ahorros para gastar en el periodo de vacaciones.

Los datos que ofrece el Banco de España son los correspondientes a junio. Entonces, la inflación ya estaba disparada por encima del 10% en la provincia, lo que se une a la incertidumbre generada por la guerra de Ucrania. ¿El remedio? Ahorrar. Se prioriza guardar a gastar ante las previsiones de un otoño complicado. Ahorro en la factura de la energía, ahorro en la cesta de la compra… y guardar ese dinero en depósitos a la vista. De cada diez euros que se meten en el banco o la caja, 9,5 están a la vista y apenas 50 céntimos van a plazo. 9.400 millones frente a 890 millones. De hecho, por primera vez en más de 20 años, el ahorro a plazos cae por debajo de la barrera de los mil millones de euros en la provincia. También para esto hay una explicación sencilla: «La escasa o más bien nula remuneración de los depósitos a plazo, motivada por un largo periodo de tipos de interés bajos», aunque las fuentes consultadas indican que «esta situación podría revertirse dado el escenario actual de subidas continuas de tipos de interés. Lo más lógico sería pensar que las entidades financieras empezarán a volver a ofertar depósitos a plazo, pero ello dependerá de las necesidades de liquidez de las mismas», explicaron.

Y mientras, el grifo en los créditos se va cerrando cada vez más. Aunque hay más dinero en los bancos, estos prestan menos. En la provincia hay fiados créditos por valor de 7.065 millones de euros. Son casi 100 millones menos que al acabar el invierno, en una caída de los euros que dejan bancos y cajas que comenzó al acabar 2021. La perspectiva aquí es que las subidas de tipos de interés de los bancos centrales prolongue esa sequía para la concesión de cualquier tipo de préstamo o crédito, desde hipotecario a personal.  A medida que los tipos de interés han ido creciendo desde julio, los tipos de los créditos al consumo han ido subiendo. Pagar el coche, la lavadora o las últimas vacaciones, con créditos, es más caro que antes del verano y los bancos serán cada vez más reacios a dejar dinero en un contexto de volatilidad e incertidumbre.