scorecardresearch

«Estamos para preservar los derechos de los presos»

Pilar Muñoz
-

El juez de Vigilancia Penitenciaria 1 de CLM va a recibir la Medalla al Mérito Social Penitenciaria en Herrera

El magistrado Antonio Moreno de la Santa en su despacho de los Juzgados de Ciudad Real. - Foto: Rueda Villaverde

Los jueces de Vigilancia Penitenciaria «somos un eslabón más en la cadena, no estamos para fiscalizar, sino para preservar los derechos de los internos y velar por el cumplimiento de la ley». Así lo asegura el magistrado Antonio Moreno. Ha sido distinguido con la Cruz de San Raimundo de Peñafort, una de las condecoraciones más sobresalientes concedida por el Ministerio de Justicia, pero la medalla de plata al mérito penitenciario que recibirá este viernes tiene un significado «especial» para el magistrado titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla-La Mancha, Antonio Moreno de la que implica», dice en relación a una de las tres cárceles que están bajo su jurisdicción. La prisión de Herrera de La Mancha, a través de la dirección, reconoce y premia la labor del magistrado coincidiendo con la festividad de la Merced, patrona de Prisiones. Moreno de la Santa está «agradecido y honrado» con la distinción de la Medalla de Plata al Mérito Social Penitenciario, que se le impondrá este viernes en el centro penitenciario de Herrera de La Mancha dentro de los actos conmemorativos de la Merced.

La propuesta ha partido de la prisión y la concede la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias dependiente del Ministerio del Interior. Por ello, tenía que recibirla en Madrid, pero ha preferido que sea en Herrera de la Mancha porque es de donde proviene.

Nació en Granada porque sus abuelos vivían allí y su madre viajó hasta esta ciudad para dar a luz, pero se ha criado en Ciudad Real. Tras cursar estudios en los Marianistas, hasta los 13 años, marchó al Escorial donde terminó el Bachillerato y realizó los tres primeros años de la carrera de Derecho que finalizó en la Universidad Complutense de Madrid. Fue entonces cuando preparó las oposiciones a la Judicatura. Su primer destino de juez fue Almadén, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción. Más tarde fue trasladado a un Juzgado de Torrelaguna (Madrid) y cuando ascendió en la carrera judicial pasó el Juzgado de Menores de Ciudad Real donde ha desempeñado su función más de 15 años.

Desde hace 17 años está al frente del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla-La Mancha con sede en Ciudad Real.
Moreno de la Santa tiene bajo su jurisdicción las prisiones de Albacete y las ciudadrealeñas de Herrera de La Mancha y Alcázar. El magistrado de Vigilancia Penitenciaria también sustituye a la juez de Menores en los periodos vacacionales.
 Además, desde mayo de 2021 es el juez decano de Ciudad Real.