Los conservadores creen que el Brexit está en manos de la UE

Reuters/Ep
-

El presidente del Partido Conservador británico defiende que Bruselas debe mostrar flexibilidad para buscar una solución en la frontera y no introducir barreras físicas en la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda

El Brexit está en manos de la UE, según los conservadores - Foto: Henry Nicholls

El presidente del Partido Conservador británico, James Cleverly, ha defendido hoy que la Unión Europea es la responsable de la cuestión de que Reino Unido deje el bloque con o sin acuerdo le corresponde esencialmente a Bruselas. 
"La decisión de si nos vamos o no sin acuerdo está en gran medida ahora en manos de los negociadores de la UE", ha declarado Cleverly a Sky News, añadiendo que la insistencia del bloque respecto al llamado backstop  -el mecanismo de emergencia para la frontera entre Irlanda y el Úlster- es el principal punto de fricción. 
"Nos iremos el 31 de octubre pase lo que pase y creo que el reconocimiento de ese deseo ayudará a los negociadores a entender lo que tienen que hacer", ha añadido. 
El primer ministro británico, Boris Johnson, remitió ayer una carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la que propone sustituir el plan de emergencia o backstop por un compromiso formal y con garantías de no introducir barreras físicas en la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. 
"El Gobierno no construirá infraestructuras ni controles en la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda. Nos encantaría aceptar un compromiso legalmente vinculante a este respecto y esperamos que la UE también esté dispuesta", señala Johnson en la misiva, publicada por el Gobierno británico. 
Johnson considera que el plan de emergencia es "sencillamente inviable" porque es "antidemocrático e incompatible con la soberanía de Reino Unido como Estado". 
"Reino Unido y la UE ya han acordado que un 'pacto alternativo' puede ser parte de la solución. Por consiguiente, proopongo que el backstop sea reemplazado por un compromiso de implantar estos pactos antes de que termine el periodo de transición en la medida de lo posible", explica la misiva. 
Así, expresa su disposición a afrontar una nueva negociación de forma "constructiva y flexible" para lograr esos pactos que aporten confianza sobre lo que ocurrirá si no se logra un acuerdo definitivo al final del periodo de transición.