scorecardresearch

La sequía también deja su huella

M. L.
-

La falta de agua afecta a la cría de algunas especies, mientras que desde Aproca se señala el esfuerzo del sector para darles aportes

Un cazador, con unas piezas abatidas. - Foto: Pablo Lorente

La sequía no sólo está dejando una huella profunda en el sector agrario, mermando las producciones, o en los embalses, reduciendo las reservas de agua hasta niveles preocupantes. También tiene incidencia en la actividad cinética. Si llueve menos, los animales tienen menos aporte para beber y menos crías.

Por eso, aunque las organizaciones cinegéticas son optimistas en cuanto al desarrollo de la temporada, libre ya de restricciones sanitarias, señalan las consecuencias que tendrá la sequía también para este sector.

«Es una situación muy dura para el campo en general y para la caza en particular por la grave sequía que se padece», afirmó el presidente de la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente (Aproca), Luis Fernando Villanueva, quien destacó el esfuerzo que ha hecho el colectivo para dar aportación de alimento a los animales a través de bebederos, charcas o puntos de agua con dos objetivos: paliar posibles enfermedades que pueden sufrir los animales ante la falta de este aporte, y reducir la afectación a la cubierta vegetal, ya que «los animales cuando no tienen comida, se comen el monte».

Esto es lo que está pasando a su juicio en el Parque Nacional de Cabañeros, donde «no se caza y no hay alimentación supletoria», por lo que considera que ya «es palpable el daño al monte», dijo en referencia a la prohibición que se estableció para desarrollar la actividad cinegética en este parque nacional que comprende las provincias de Ciudad Real y Toledo.

Pero la sequía también está incidiendo en el retraso de la berrea. Villanueva recordó que a primeros de septiembre suele desarrollarse la berrea, pero en esta ocasión se demorará en más de quince días. No obstante, comentó que la incidencia de la falta de precipitaciones es desigual en las distintas zonas de la provincia y también en las diferentes especies cinegéticas. «En la perdiz, aunque no ha sido buen año de cría, ha ido bien que no haya pedrisco», comentó a modo de ejemplo.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Titulares de Cotos, Cazadores y Actividades Afines al sector Cinegético (Ática), Ángela Ormeño, comentó que la sequía tendrá «una menor incidencia en la caza mayor» que en la caza menor, aunque agregó que en el caso de que refresque en los próximos días y se registren algunas lluvias, animará más al sector a caza.