«Ciudad Real ha sido castigada por los partidos de siempre»

M.L
-

Entrevista con el candidato de Vox al Congreso por Ciudad Real, Ricardo Chamorro

«Ciudad Real ha sido castigada por los partidos de siempre» - Foto: PABLO LORENTE

Ricardo Chamorro, nacido el 1 de enero de 1977. Es Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra y abogado de profesión. En el año 2015 fue candidato a la Alcaldía de Ciudad Real por Vox pero no logró representación. En las pasadas elecciones nacionales del 28 de abril encabezó la lista de este partido por la provincia y se hizo con un escaño, por lo que ha sido diputado en la legislatura que concluyó en octubre con la nueva convocatoria de comicios que tendrá lugar este domingo, para los que repite como candidato de Vox.
Son los mismos candidatos los que aspiran a la presidencia del Gobierno y casi los mismos que encabezan las listas provinciales. ¿Teme un electorado cansado que no irá a votar el domingo?
La gente está cansada de la irresponsabilidad que los partidos de siempre han venido demostrando, y es normal. Nos han abocado a unas nuevas elecciones sabiendo del hartazgo de los españoles sólo con el objetivo de conseguir un escaño más y para eso se han gastado una barbaridad de dinero público. En cualquier caso, estamos convencidos de que los españoles saben de la necesidad que España tiene que cambiar de rumbo y estamos seguros de que acudirán a votar en masa el próximo domingo para apoyar a Vox.

¿Han cambiado en algo sus propuestas desde abril a noviembre?
Vox es un partido serio que ha defendido siempre los mismos postulados. Las necesidades de España no han cambiado demasiado desde abril hasta hoy, por lo tanto nuestras propuestas tampoco.

Su candidatura en Ciudad Real es la única que…
Defiende el mundo rural verdaderamente y sin complejos ni cortapisas en todas sus facetas: económica, social y cultural.

¿Qué es lo que le pidió la última persona que le paró por la calle?
Ha sido hoy mismo, una señora que tiene a sus tres hijos trabajando como agricultores. Nos ha pedido que nos mantuviéramos firmes en defensa de los intereses de los agricultores porque ve cómo, poco a poco, nuestros pueblos van desapareciendo.

El incremento del Producto Interior Bruto de Ciudad Real viene de la mano de un sector muy concreto, el de la agricultura. ¿Qué medidas plantea para el campo?
Como bien saben nuestros lectores, en Europa nos jugamos la mayoría de los asuntos clave para el mundo de la agricultura. Nuestra europarlamentaria Mazaly Aguilar, que ya estuvo de visita en nuestra provincia, se está batiendo el cobre luchando por unos presupuestos y una reforma de la PAC que realmente sea beneficiosa para los intereses de los agricultores españoles. Además Vox dice ‘no’ a los acuerdos comerciales que los partidos de siempre están tratando de imponernos y a través de los cuales son sacrificados nuestros agricultores y ganaderos. A todo esto hay que sumar la lucha de Vox contra las plagas, la burocracia, la locura de la normativa agrícola… Desde el terreno ideológico, Vox lucha también contra las imposiciones de la izquierda que marginan el mundo rural y lo criminalizan: la defensa de las aficiones de las personas que viven y trabajan en el campo, como la caza o la tauromaquia, son también una forma de producir, que nuestros pueblos se mantengan vivos, se genere arraigo y se combata la despoblación.

El Gobierno tiene numerosas infraestructuras pendientes en la provincia. ¿Cuáles son para usted la prioridad en esta materia?
Desde luego, en materia de infraestructuras nuestra provincia ha sido históricamente muy castigada por los partidos de siempre. En Vox proponemos retomar el Plan Hidrológico Nacional para que ni una sola gota de agua se pierda en el mar.

Ciudad Real soporta una tasa de paro nueve puntos superior a la que tenía al inicio de la crisis. ¿Se está frenando la creación de empleo en la provincia?
La tasa de paro en la provincia es inasumible. La falta de infraestructuras, los altos impuestos, el hostigamiento permanente a nuestros agricultores, las imposiciones ideológicas que castigan y criminalizan a la gente del campo.