En guardia contra el fuego

Pilar Muñoz
-

Los agentes han logrado con campañas de control y concienciación que disminuyan los incendios causados por cosechadoras

En guardia contra el fuego - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han conseguido a base de control, esfuerzo y empecinamiento que disminuyan los incendios provocados por las cosechadoras, que desataban grandes incendios. En los últimos años la Guardia Civil ha llevado a cabo campañas de control de esta maquinaria y también de concienciación sobre todo por el asunto de los ‘peines’, provocan una chispa y se produce el incendio que se puede extender al monte en segundos». Ahora no se detectan tantos incendios por cosechadoras, han disminuido mucho, asegura a este diario el teniente jefe del Seprona Óscar Fernández.
El territorio a proteger es «amplísimo», como también las materias que tiene encomendadas los agentes delSeprona. «Tenemos casi 20.000 metros cuadrados a proteger y a preservar en materia medioambiental», señala el oficial, quien considera que cuentan con  la plantilla necesaria para hacer frente a todo, aunque siempre es deseable más personal. No obstante, aclara que no están solos, que tienen detrás a un buen número de compañeros.  Siempre tienen patrullas de servicios e intensifican ese esfuerzo en verano, que también tienen que incrementarlo en las Lagunas de Ruidera, esto es, por la afluencia de turistas a este parque natural. «Reforzamos a los servicios y tenemos siempre patrullas», asevera para añadir que  han podido controlar e investigar todos los incendios originados este verano. En el caso de que se necesitara más personal «podemos contar con el resto de componentes de la Guardia Civil, de Seguridad Ciudadana de la zona donde se origine el fuego. Se desplazan y hacen las primeras averiguaciones y luego llega una patrulla del Seprona para la investigación y hacerse cargo de las actuaciones», precisa el teniente. 
Llegado a este punto, destaca el despliegue que tiene la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en materia de extinción de incendios. «Es muy bueno, nosotros en este tema articulamos nuestra respuesta en cuatro pilares básicos: protección de las personas, de las propiedades, investigación policial, seguridad ciudadana y la colaboración en la extinción, desde cortar carreteras a colaborar en un momento determinado». A este respecto, recuerda que el  Seprona tiene divida la provincia en sectores por efectividad. Del mismo modo, resalta que la formación es continua. De hecho la Guardia Civil prima la formación en todos los campos, y en este en especial, remarca el oficial.