Carneros: "La fiesta de Moros y Cristianos, de envergadura"

Ana Pobes
-

Vinculado a la Asociación Al-Kasar desde hace ya varios años, José Luis Carneros se convirtió el pasado mes de octubre en su presidente, un cargo que ostenta con ilusión y responsabilidad

Carneros: "La fiesta de Moros y Cristianos, de envergadura"

Vinculado a la Asociación Al-Kasar desde hace ya varios años, el pasado mes de octubre se convirtió en presidente, cargo que ostenta con ilusión y con responsabilidad. «He sido presidente en ediciones anteriores y en otras ocasiones he ostentado el cargo de secretario. Ahora vuelvo a la presidencia», comenta a La Tribuna, al tiempo que asegura que hay varios fines de semana al año que la ocupación hotelera «se desborda» en Alcázar, y el de la fiesta de los Moros y Cristianos «es uno de ellos».
¿La fiesta de los Moros y Cristianos es una de las más importantes en Alcázar de San Juan?
Así es. Es una fiesta declarada de Interés Turístico Regional y que lleva celebrándose en el municipio 31 años seguidos, por lo que como bien dice es una de las principales fiestas marcadas en el calendario de la ciudad.
¿Qué es lo que le caracteriza?
Una de las características más importantes de esta fiesta es que es una celebración popular y en la que indiscutiblemente se representa de manera festiva y lúdica la reconquista española en un ambiente peculiar y característico. Una fiesta que este año se celebrará del 20 al 24 de junio y en la que no solo participa la Asociación Al-Kasar sino también toda una serie de colectivos tanto de la localidad como de la comarca. Aunque la asociación es el principal promotor e impulsor del cien por cien de la programación de las fiestas.
Dice que la asociación es la promotora de la fiesta. ¿Pero en qué medida cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Alcázar?
La asociación trabaja en el desarrollo y programación de las fiestas, pero también se trabaja mano a mano con el Ayuntamiento. Máxime cuando se trata de una fiesta importante y en la que participa toda la ciudad, por lo que en una celebración de esta envergadura se trabaja conjuntamente con el Consistorio alcazareño, quien, a través de un convenio de colaboración, da una aportación a la asociación para cubrir parte de los gastos. Aunque la mayor cuantía es sufragada por la asociación.
¿Cuánto cuesta llevar a cabo un festejo de tal magnitud?
En torno a unos 45.000 y 50.000 euros, y que es el presupuesto que tenemos estimado para este año.
Se ha aumentado para esta edición o es similar a la de años anteriores.
El presupuesto se va incrementado año tras año de manera que se va incrementado la participación, es decir, a más participantes mayor partida presupuestaria porque mayores son los gastos. Las previsiones de este año en cuanto a participación es muy elevada, por lo que los gastos, lógicamente y afortunadamente, hay que incrementarlos. El año pasado participaron unas 700 personas y este año se prevé que se supere el millar de participantes. Sin duda, va a ser una edición importante.
¿Algo que nos pueda adelantar de ese programa?
Aún queda dar un par de pinceladas, pero a menos de un mes para la fiesta está ya prácticamente cerrado. Tras la instalación de banderas en el Gran Prior el 1 de junio para calentar un poco el ambiente, la próxima cita será el día 15, donde en el salón noble del Ayuntamiento se celebrará el pregón a cargo de la Asociación de Coros y Danzas de Alcázar y se presentará el cartel y la revista. El 20 de junio, en el Museo Casa del Hidalgo se celebrará el acto de nombramiento de Caballero Cristiano 2019 y al día siguiente, 21 de junio, tendrá lugar la entrada de bandas, el desfile infantil y se hará una exhibición de tiro con arco medieval en la plaza de toros. El día 22, por la mañana, se harán unas migas solidarias a cargo de Cruz Roja y por la tarde, se pasará a la entrada ‘mora’ y por la noche habrá un concierto. De ahí se pasará al día 23 con un homenaje a los fundadores de la asociación con un pasacalles por las localidades del barrio y una degustación, y por la tarde, se celebrará la entrada ‘cristiana’, por lo que la plaza de Alcázar volverá a ser reconquistada por el bando cristiano. El último día, el 24, se dedicará a las jornadas gastronómicas. Este es más o menos el compendio de la celebración.
¿Qué novedades se han introducido?
Una de las novedades potentes de este año será una embajada muy espectacular que se hará en la plaza de España el viernes por la noche y que correrá a cargo de unos especialistas de máximo nivel en el panorama nacional, quienes nos harán una recreación de la parte más histórica de la fiesta como es la reconquista. Habrá una lucha entre moros y cristianos y fuegos artificiales. Otra de las novedades es el cambio en el itinerario de la entrada ‘mora’ con el fin de darle más vistosidad, por lo que partirá desde la plaza de toros a la plaza de España.
¿Cuáles son los actos que no debe perderse el turista que llegue por primera vez?
Lo primero que tiene que hacer es venir todo el fin de semana a Alcázar. Pero dos a actos a tener en cuenta es el acto de recreación de la reconquista y la entrada ‘mora’, donde Alcázar se va a transformar y va a tener las calles repletas de gente.
¿La asociación tiene actividad durante el resto del año?
Claro que sí, no solo se conforma con esta fiesta del mes de junio. Si es verdad que el grueso de actividades es en estas fechas pero durante el resto del año realizamos charlas, conferencias y otras actividades como concursos y la media fiesta en el mes de marzo, y que es un poco el inicio del calendario más festivo. Todo ello, sin olvidar el congreso regional, a través del cual se ha reunido a todas las poblaciones de Castilla-La Mancha que celebran cualquier fiesta de recreación histórica, y todo un sinfín. Tenemos bastante actividad.
El pasado mes de octubre afrontó la presidencia de la asociación, ¿qué balance hace?
Un balance muy positivo, pues el resto de asociados y de componentes están valorando mucho la cercanía y el trato con todos los participantes en la fiesta. Tengo claro que esta fiesta se ha convertido en una más del municipio y por lo tanto, tiene que tener su altura de miras correspondiente y las puertas abiertas a todo aquel que quiera venir.