scorecardresearch

"Me cogió por el cuello, me hizo el 'mata león'. Me mataba"

Pilar Muñoz
-

El testimonio de la facultativa que salió en su ayuda del médico ha sido estremecedor en el primer juicio por atentado a médicos en la Audiencia Provincial. Las acusaciones particular y popular piden 9 años de cárcel por tentativa de homicidio

El acusado principal, en el banquillo, durante la declaración del médico

"Me cogió del cuello, me hizo la técnica de asfixia de 'mata león', intenté mantenerme de pie, pero llegó el otro varón, me puso la zancadilla y caímos al suelo. Comenzó a asfixiarme apretando el cuello con las dos manos, empecé a ver fosfenos, puntos negros y me di por perdido". Así lo ha declarado esta mañana en la Audiencia Provincial de Ciudad Real un médico de Urgencias del Hospital de Tomelloso agredido presuntamente por dos hermanos que acudieron a este servicio para que atendieran a uno de ellos de un fuerte dolor en el hombro. Ocurrió el 12 de abril de 2019 y esta mañana ha comenzado el juicio en la Audiencia de Ciudad Real. El primero por atentar contra un médico, por tentativa de homicidio, según los letrados Félix Aponte, Miguel Redruello y Tomás Franco que ejercen las acusaciones particular y popular.

El facultativo ha asegurado ante el Tribunal que "temí por mi vida".

Los acusados niegan haberle atacado y agredido y han declarado que fue el facultativo quien "se enganchó a nosotros". En su descargo afirman que minutos antes le oyeron llamarles gentuza, que "éramos la misma gentuza de siempre".  

Momento del interrogatorio de la fiscal al vigilante juradoMomento del interrogatorio de la fiscal al vigilante juradoEl principal imputado ha reiterado que no era cierto que agarraran al médico ni le golpearan. "Intenté mediar, sujetar a mi hermano para que la cosa no fuera a más. Mi hermano estaba mal y me puse nervioso", ha referido José Luis R. T., que se enfrenta a una condena de hasta casi diez años de cárcel que piden los letrados de la acusación particular y popular al considerar los hechos constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa.

La fiscal del caso entiende que se trata de un delito de atentado en concurso con otro de lesiones y solicita una condena de dos años de cárcel para cada uno de los encausados.

No sabía el motivo de "tanto exaspero". El médico ha relatado de forma prolija cómo vivió lo ocurrido la mañana del 12 de abril de 2019. Prestaba servicio en Urgencias de Hospital de Tomelloso cuando empezó a oír que "había dos sujetos vociferando". No sabía el motivo de "tanto exaspero", pero pronto salió de dudas. Una compañera entró en la sala donde estaba y le dijo que el celador había dejado en su consulta a dos de sus pacientes por error y estaban que trinaban contra los médicos y todo el sistema de salud porque decían que estaban tardando mucho en atenderles. 

Comenzaron a gritar, insultar y "presioné el botón de pánico para que acudieran los vigilantes jurados, mientras le decía a mi compañera que se tranquilizara, que era el lenguaje que esta gente usa, que no era la primera vez". Estaban en éstas cuando irrumpieron en la sala. "Me insultaron, me llamaron cabezón de mierda, hijo de puta ...Les dije que por favor salieran de la consulta y en ese instante uno de ellos me escupió. ¡Hasta aquí!, me levanté de la silla para decirles que se fueran y uno de ellos me hizo el mata león", ha asegurado el médico. "Me vi totalmente sometido, me vi perdido. Temí por mi vida".

La testigo. Su compañera que fue a advertirle del error del celador, que había dejado a dos de pacientes en otra sala de espera, ha declarado que les acompañó a la zona donde tenían que aguardar para ser atendidos después de que un enfermero pidiera que le hicieran una radiografía al que se quejaba de un dolor en el hombro. "En el trayecto hablaban groserías, ahorita no recuerdo, pero eran insultos", ha atestiguado la médico.

La médico que salió en auxilio del compañero durante su testimonio ante el Tribunal, delante del principal imputadoLa médico que salió en auxilio del compañero durante su testimonio ante el Tribunal, delante del principal imputadoSegún su relato, fue horrible, "uno agarró a mi compañero, se le tiró encima y le estaba asfixiando, mientras el otro le daba patadas. ¡Grite, grite!, salí fuera, pero nadie venía; tuve miedo", ha declarado con un nudo en la garganta. "Mi compañero estaba cianótico", ha aseverado la médico que también recibió un golpe cuanto trató de socorrerle.

También ha declarado una auxiliar de enfermería y un vigilante de seguridad, a quien el  magistrado presidente del Tribunal le ha hecho varias advertencias al no responder a las preguntas. 

Al final ha dicho que casi no vio nada, que tardaron un minuto en acudir al aviso de la agresión, pero que fue su compañero el que iba delante y él casi no vio nada. Tras recordarle la declaración prestada en el juzgado de instrucción, el vigilante ha reconocido que si oyó cómo amenazaban a su compañero.

La defensa. El abogado Eduardo García de León que defiende a los encausados sostiene que los hechos, en todo caso, serían constitutivos de un delito de atentado. "No tienen la gravedad que se quiere imputar a mis defendidos", ha mantenido al término de la primera sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Ciudad Real. Pide la absolución para los encausados Juan Antonio y José Luis R. T. , pero de forma alternativa solicita la pena mínima por atentado.

Sin embargo, los letrados que ejercen la acusación particular y popular mantiene que es un homicidio en grado de tentativa, delito que creen que van a poder probar.  

El abogado que ejerce la defensa está convencido que buscan una sentencia "ejemplarizante", la primera condena por agresión a un médico.