scorecardresearch

"Hay que tener memoria y dar valor a lo que estamos haciendo"

La Tribuna
-

David Ramos destaca la buena temporada del Viña Albali Valdepeñas tras la sufrida victoria contra Zaragoza, que le daba la clasificación matemática para el play off

David Ramos, durante un partido. - Foto: Rueda Villaverde

El Viña Albali Valdepeñas ya es equipo de play off, a tres jornadas del final liguero. Lo es gracias a su victoria de anoche contra Zaragoza (5-4), en un partido que tenía controlado al descanso pero que se vio obligado a remontar en la recta final. El equipo de David Ramos volvió a mostrar una imagen irregular, bajando mucho su rendimiento tras el descanso hasta poner en peligro una victoria que parecía clara. Una situación que provocó incluso que se escuchara algún silbido desde la grada a modo de protesta de algún aficionado.

En este sentido, el técnico del equipo vinatero era claro. Ramos reconoce que su equipo, después de una semana muy dura tras la derrota en la final de la Copa del Rey y en Liga contra el Jaén, no está pasando por sus mejores momentos de confianza, por lo que pedía, ahora más que nunca, el apoyo de la afición, a la vez que ponía en valor los logros que está consiguiendo el equipo. "Somos humanos y sabemos que en la Copa del Rey fallamos y nos fallamos a nosotros mismos. Ahora es cuando la gente se tiene que dar cuenta de lo importante que es su apoyo. Cuando las cosas van bien es muy fácil subirse al barco, y es ahora cuando los jugadores necesitan ese empuje. Nuestra afición es soberana y está bien que nos apriete, pero también debe entender estas situaciones, y sabemos que la mayoría lo entienden. Hay que tener memoria, saber lo que somos y dar valor a lo que está haciendo el equipo. Hay que estar orgullosos de la temporada, porque para perder una final hay que llegar a ella", decía contundente David Ramos.

El entrenador madrileño se queda con el resultado de anoche y esos tres puntos "que nos saben a gloria", mirando con ambición y optimismo al futuro. "Necesitábamos volver a la dinámica de la victoria. Hemos pasado días muy duros y fastidiados. Ganar en casa, con el apoyo de los nuestros, era fundamental, certificando el play off. Lo de la Copa del Rey fue una pena pero creo que estamos haciendo una temporada increíble y vamos a seguir peleando, que nadie lo dude". Sobre el partido, Ramos cree que en la segunda mitad "volvimos a pecar de ansiedad. Tenemos que saber controlar los impulsos y entender lo que requiere el juego. Tenemos que volver a asimilar como innegociables aspectos como el orden, estar compactos, trabajar en base a la acción posterior. Nos complicamos la vida nosotros solos, nos falta contundencia, pero esta vez al final tuvimos la suerte que nos ha faltado en otros momentos".

Una vez lograda la clasificación para el play off, ahora el objetivo debe ser "quedar lo más arriba posible, por orgullo y por la ventaja de que te sirva el empate en las eliminmatorias", recordaba Ramos, que no arriesgará en los tres partidos ligueros que faltan a los lesionados Humberto y Lazarevic, al igual que a Lolo, que sufrió un "susto" en el último entrenamiento, pero que tampoco pudo jugar contra Zaragoza.

Lemine

Por su parte, Alejandro Lemine reconocía que "sufrimos más de la cuenta, pero lo positivo es que sacamos los tres puntos después de una semana muy complicada. No sé qué pasó tras el descanso. Nos meten un gol y empiezan las dudas y los fallos. Hay que asimilarlo mejor para que no vuelva a ocurrir. Hay que hacer borrón y cuenta nueva". El gaditano, en la línea de su técnico, destacaba que "hay que estar contentos con la temporada, pero la ambición del equipo tiene que ir a más", y le restaba importancia a los pitos escuchados durante el partido: "No hay que tenerlos en cuenta. Pueden son normales porque los aficionados quieren ver ganar los partidos, al igual que nosotros".

Jorge Palos

Por último, el entrenador rival se lamentaba de la oportunidad perdida por el Zaragoza para dar un paso muy importante hacia la permanencia: "Merecimos ganar. Todo lo que nos podía pasar nos pasó al final. La situación al descanso era de película pero nadie dejó de creer e hicimos una segunda parte impresionante", destacaba Jorge Palos.