El Villarrubia suma un punto en Granada

Área 11
-

0
Recreativo Granada
0
Villarrubia
Finalizado
El duelo entre dos rivales directos se saldaba con un empate sin goles tras un partido con una parte para cada equipo

Fran Cortés, entre dos jugadores del Recreativo Granada. - Foto: Área 11

En un partido muy reñido y disputado, el Villarrubia arañó esta mañana un empate en su visita a la Ciudad Deportiva del Granada, donde su combativo filial impidió que los tres puntos terminaran del lado blanquiazul. Con todo, hubo alternativas, siendo la primera mitad de los visitantes y la segunda, de los locales. Copete mandó al limbo un penalti en el minuto 21 y Carlos Morales se lucía bajo los palos en la portería manchega.
Los de Javi Sánchez llegaron con el propósito de sumar ante un rival directo, un hecho que sorprendió a los andaluces. Pudieron verse dos partes bien diferenciadas en las que cada equipo llegó a disfrutar de claras llegadas para haberse puesto por delante, sin embargo todas fueron marradas, incluida una pena máxima para los visitantes. El duelo fue intenso pero el que más reforzado salió fue el conjunto ciudadrealeño, que no cayó en su desplazamiento a Granada y que cuajó un partido más que serio para privar al Recreativo de un triunfo balsámico.
Arrancó animado el choque sobre el verde de la Ciudad Deportiva rojiblanca. Los dos contendientes sabían de la oportunidad que se les presentaba si conseguían doblegar a su oponente para intentar salir de la zona caliente y, de paso, anotarse el average particular, por lo que el ritmo fue elevado ya desde el inicio. El Recreativo trataba de llevar el control del balón, pero su esfuerzo caía en saco roto ante el buen posicionamiento de los blanquiazules, que tenían muy claro que no debían encajar pronto ningún gol para no verse sometidos en un partido con mucho que perder.
Así, el cuadro ciudadrealeño esperaba agazapado sus opciones de ataque, en donde Carlos García anduvo cerca de abrir el marcador. Rozando el ecuador, en una de las llegadas visitantes, un efectivo cayó al piso y el trencilla mostró el punto fatídico. Nando Copete fue el encargado de golpear la pena máxima pero el delantero, que sí lo convertía una semana atrás ante el Recreativo de Huelva, no acertaría entre los tres palos, mandando el cuero por encima del travesaño.
Los locales habían sufrido el mayor susto posible y habían salido airosos. Sin embargo, el Villarrubia no se vino abajo y aprovechó las dudas de su rival para ganar metros con algo más de facilidad. El Recreativo no pasaba por su mejor momento y tuvo que ser Unai quien salvara a los nazaríes con una mano milagrosa cuando el ariete manchego encaraba al arquero. Sería la última ocasión flagrante de gol de una primera mitad animada pero tensa en la que los visitantes perdonaron demasiado a su contrincante.
La consigna de David Tenorio a su pupilos pareció clara en la caseta. No se podía dejar que el Villarrubia gozara de las mejores ocasiones. De esta forma, el cuadro granadino comenzó a ejercer una presión más intensa sobre la medular. Los villarrubieros tenían dificultades para contener al equipo anfitrión y poco a poco éste fue poniendo en jaque a la zaga. Viedma golpeó con fiereza el esférico pero el villarrubiero Carlos Morales evitaba el tanto con una mano sobre el larguero.
El transcurso del choque pedía más mordiente ofensiva para un Recreativo que se veía mejor sobre el verde, aunque neutralizado por el buen trabajo defensivo del Villarrubia. Ya entrado en el último cuarto de hora del partido llegó la incursión más importante del equipo rojiblanco con un remate sobre la madera de Rubén Sánchez tras ganar un centro por arriba. Ante la insistencia local, el Villarrubia dobló esfuerzos en impedir que los granadinistas marcaran un gol en la fase más crítica de todo el choque, algo que logró para desesperación de la parroquia local.
Tras dos empates consecutivos, el Villarrubia recibirá la próxima jornada al líder, el Cartagena.