scorecardresearch
José Rivero

Doble Dirección

José Rivero


¿Sumar o restar?

11/05/2022

La coincidencia del movimiento de agrupamiento de izquierdas –con distintos nombres y diferentes protagonistas– que se ha dibujado tanto en Francia –de cara a las legislativas de junio– como en Andalucía –para afrontar las autonómicas del mismo mes– describen un panorama parecido, aunque no igual, pero arrastran un síntoma análogo con tufo a Frente Popular o a Frente Amplio –como parecen tantear las previsiones de futuro de Yolanda Díaz, vicepresidenta de Gobierno y líder de la fracción minoritaria del gobierno– y aspirante a presidir esa franja político electoral. 
El caso francés aparece presidido por la debacle del PSF en las presidenciales pasadas –con un 1,7% de voto para Hidalgo, su candidata y alcaldesa de París– y el papel estelar de Jean Luc Mélenchon, con un 20,3%, que ha sido capaz de articular un movimiento, Nueva Unión Popular Ecologista y Social (NUPES), para enfrentarse al centro de Macron y a la extrema derecha de Le Pen y tratar de obtener cierta visibilidad en la Asamblea y forzar una cohabitación con el presidente Macron. Un movimiento como suma de socialistas, comunistas, ecologistas y su propio movimiento/partido Francia Insumisa y que, más allá de otras consideraciones, algunos han visto como la desaparición/ruptura del PSF refundado por Mitterrand en Epinay, incluso la extinción de la socialdemocracia gala, dadas la posiciones populistas y euroescépticas de Mélenchon que lo alejan del continente político y conceptual de la socialdemocracia clásica.
En el caso andaluz se compite por la organización electoral a la izquierda del PSOE –donde este mantiene su identidad en el pos-susanismo– y en evitación de una posible mayoría del PP con VOX y/o con Ciudadanos. También con la voluntad de reducir la cuota del voto del PSOE, para poder tener alguna voz decisoria en una hipotética mayoría de izquierdas. Sin olvidar que Adelante Andalucía, el partido de Teresa Rodríguez y los anticapitalistas, concurren en solitario y con apoyos constatados en Cádiz. Las prisas y el debate por las listas y su reparto han resuelto que la colación registrada –Por Andalucía, que aspiraba a esa unidad de la izquierda del PSOE– finalmente haya dejado fuera–por problemas administrativos– a Podemos y a Alianza Verde, organizaciones que quedan fuera del pacto de IU, Más País, Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz y que deja en suspenso la hipótesis de candidatura unitaria. O bien se integran en las listas, sin ser coaligados, o concurren en solitario y se produce, consecuentemente, la fragmentación del voto de izquierdas entre al menos cuatro o cinco organizaciones. Movimientos imprevistos e imprevisibles.