El Pleno da luz verde al Acuerdo Marco

LT
-

PSOE e IU-Ganemos se abstuvieron argumentando no haber participado en el proceso de este documento que contempla mejoras laborales a los trabajadores públicos municipales

El Pleno da luz verde al Acuerdo Marco

El último Pleno antes de las elecciones municipales del 26 de mayo dejó tras de sí un extenso orden del día con trece puntos y urgencias, ruegos y preguntas. Los dos más relevantes: la aprobación del Reglamento Orgánico Municipal (ROM) y el Acuerdo Marco, respaldado por UGT y CCOO y con la excepción de CSIF y que salió adelante con la abstención de la oposición (PSOE e IU-Ganemos).
También se trató una moción conjunta solicitando el Procedimiento de Evaluación Ambiental, en vez de Simplificada, para un proyecto de explotación de una macro granja porcina. El equipo de Gobierno pidió asimismo el apoyo del Pleno mediante moción para apremiar la formalización del acuerdo con Gicaman que haga posible la extinción de la deuda con Emumasa. Dos horas de duración con las que se despedía la Corporación municipal de la legislatura 2015-2019.
El Reglamento Orgánico Municipal fue adaptado a los nuevos tiempos y avances legislativos en Participación Ciudadana, Transparencia, Administración Electrónica y Procedimiento Administrativo, entre otros aspectos.  Para ello, se alcanzó acuerdo de todas las partes (PP, PSOE e IU) que permite regular el funcionamiento de las sesiones plenarias y del propio Consistorio. Desde los grupos de la Oposición se mostraron «razonablemente satisfechos» de un texto que «dotará de la necesaria transparencia y fiscalización del ciudadano» sobre los asuntos municipales. 32 años después quedará actualizado el Reglamento Orgánico Municipal (POM) gracias al «diálogo» y «consenso» alcanzado, como expresaron todos los grupos municipales.
También se dio luz verde al Acuerdo Marco y Convenio Colectivo, donde se contemplan mejoras laborales a los trabajadores públicos municipales. La vigencia del actual acuerdo, que sustituye al anterior de 2006, es de tres años. En este punto, PSOE e IU-GD se abstuvieron argumentando no haber participado en el procedimiento.  Desde las filas de la coalición de izquierdas, Juan Julián Rodríguez de la Rubia consideró que, aunque admitía su legitimidad, el documento «no tiene el refrendo de todos los trabajadores públicos». Afeó que se sustituyese el Fondo Social por planes de pensiones con una dotación anual de 90 euros.
Por su parte, López reconoció el «esfuerzo titánico» en las negociaciones. La abstención de su grupo fue justificada en «el desconocimiento entre el punto de partida y el de llegada», como comentó la portavoz del Grupo Municipal Socialista. El concejal de Personal, Jesús David Sánchez de Pablo, explicó que, tanto Acuerdo como Convenio, han llevado aparejadas unas negociaciones «complejas» y ensalzó la voluntad de todas las partes agradeciendo la actitud de los trabajadores en aras de alcanzar un acuerdo «histórico».