scorecardresearch

A por el premio de la constancia

Manuel Espadas
-

El Vestas Alarcos inicia su séptima temporada en la División de Honor Plata con nuevo técnico y siete incorporaciones en la plantilla

La plantilla del Vestas Alarcos, en la grada del Quijote Arena. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Este domingo, desde las 12 horas en el pabellón Pitiu Rochel de Alicante, el Vestas Alarcos estrena una nueva temporada en la División de Honor Plata Masculina, la séptima. Atrás queda una pretemporada en la que el equipo de Jesús Herrero ha ido poniendo a punto sus virtudes y recursos, mejorando sobre todo en el aspecto defensivo. Virtudes y recursos que pondrán sobre el parqué los quince jugadores que compondrán la primera plantilla, a los que echarán una mano cuatro jóvenes canteranos.

Después de las bajas del técnico Javier Laguna y de los jugadores Sergi Mach, Lucas Grandi, Carles Asensio, Álex Berbel, Noelvis Robles y Gonzalo Almansa, la plantilla quedaba conformada por 19 jugadores, con siete caras nuevas: las tres que llegaban desde Burgos, el central ciudadrealeño Álvaro Torres y los pivotes Samuel Gómez y Claudio Ramos; el lateral argentino Julián Souto (Villa de Aranda); los extremos Manu Díaz (Puente Genil) y Matías Galán (Sant Martí Adianenc); y el central madrileño Víctor Enebral (Oviedo). Los siete han aterrizado en Ciudad Real para ayudar al equipo a alcanzar el que vuelve a ser su objetivo deportivo, luchar por el ansiado ascenso a la Liga Asobal.

FORMATO DE COMPETICIÓN. El sistema de competición será idéntico al del año pasado. La categoría ha quedado dividida en dos grupos de diez equipos cada uno. Los cinco primeros pelearán en la segunda fase por las dos plazas de ascenso conservando los resultados obtenidos entre ellos. Los cinco restantes jugarán por evitar el descenso.

El Vestas Alarcos quedaba incluido en el Grupo B, junto a Alicante, Sarrià, Sant Quirze, Ibiza, Málaga, Barça B, Cajasur Códoba, Puerto Sagunto y Esplugues. El Grupo A está compuesto por Cisne, Novás, BM Soria, UBU San Pablo Burgos, BM Zamora, Teucro, BM Giadalajara, BM Alcobendas y Zarautz.

El inicio de calendario no puede ser más exigente para los manchegos, con la visita a la pista del ‘millonario’ Eón Horneo Alicante, con un presupuesto que triplica al del club alarquista y que ha repescado a varios veteranos ilustre ofreciendo contratos por dos o más temporadas. Un proyecto ambicioso que mira hacia Asobal y que será el primer escollo a salvar de los de Jesús Herrero. Después llegará la visita al Quijote Arena del Barça B, para después viajar a Málaga y recibir al Puerto Sagunto, descendido de Asobal. Cuatro partidos con ocho puntos en juego ante posibles rivales directos que a buen seguro estarán en la segunda fase por el ascenso.

Jesús Herrero se estrena en el banquillo alarquista con la premisa de no mirar demasiado lejos y centrarse en el presente inmediato, en este caso en el complicado debut en Alicante.