scorecardresearch

«Por encima de todo está la libertad de expresión»

D. A. F.
-

Periodista de 'La Tribuna' desde sus inicios, hoy será reconocida por sus compañeros de profesión, puesto que recogerá la insignia de oro de la Asociación de Periodistas de Ciudad Real

«Por encima de todo está la libertad de expresión» - Foto: Rueda Villaverde

Pilar Muñoz estuvo en La Tribuna de Ciudad Real desde sus inicios, desde aquella primera redacción en la plaza del Pilar, y desde entonces se encargó de la información cultural y de los sucesos y tribunales, además de otras cuestiones; siempre con un gran nivel y con informaciones muy relevantes. El pasado mes de noviembre le llegó el momento de una merecida jubilación tras 32 años en esta casa. La Asociación de Periodistas de Ciudad Real  ha acordado concederle su insignia de oro, como reconocimiento a su destacada labor profesional y su trayectoria ejemplar. Pilar Muñoz recibe hoy este galardón, en un acto que se desarrollará en el Centro Cultural Antiguo Casino a partir de las 14.30 horas, con el que se festeja el día de los periodistas. En esta jornada también se reconocerá a la ganadora del XVIII Premio APCR, Elena Jiménez, y al profesor de la UCLM Isidro Sánchez, por sus diferentes publicaciones sobre la historia del periodismo provincial.

Recibes la insignia de oro de la APCR por tu labor como redactora de La Tribuna de Ciudad Real de sucesos y tribunales, ¿qué significa esta distinción?

Un gran honor. Me siento muy agradecida y honrada por cuanto representa y por donde viene. Sólo he tratado de ejercer la profesión, como tantos otros compañeros, con rigor, pasión, siempre en guardia, buscando la verdad, la mejor información para el lector. Por ello, cuando me llamó Mar, la presidenta de la Asociación de la Prensa, y me comunicó la noticia, no me lo creía. Agradezco a la Asociación de la Prensa y al jurado esta alta distinción y a Manuela Lillo la propuesta.

Pilar Muñoz, insignia de oro de la APCR.Pilar Muñoz, insignia de oro de la APCR. - Foto: Rueda Villaverde¿Qué ha sido para ti este mundillo de los juzgados y las fuerzas de seguridad?

De aprendizaje continuo. El periodismo de sucesos y tribunales es una extraordinaria escuela.

La APCR destaca tus numerosas exclusivas, ¿cuáles son para ti las más especiales?

Las que más me costaron e impresionaron son las del crimen del Cruce, la detención de los Cádiz por la muerte de Diego Flores, la entrevista con su viuda, la realizada a otra familia en San Martín de Porres tras el asesinato de un hombre y su hijo y la recreación del crimen de La Atalaya. Y otras relacionadas con el tráfico de drogas y contrabando, como la que se cerró con 27 detenidos y la aprehensión de cajetillas de cigarrillos por valor de casi diez millones de euros.  La detención en Puertollano de un grupo de marroquíes con bellotas de hachís dentro de su cuerpo... En cultura recuerdo la amenaza de huelga de los técnicos de la Compañía Nacional poniendo en jaque al Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

¿Cómo ha sido tu relación con tus fuentes?

En periodismo no basta con tener olfato, contactos, una buena agenda, que también. Lo más importante es la credibilidad. Mi relación con las fuentes ha sido buena, de respeto y responsabilidad. Siempre desde la independencia para no faltar a la verdad y al secreto profesional.

¿Cómo ves el periodismo local desde tu experiencia?

Es más duro si cabe que el nacional por los medios con los que se cuenta, las exiguas plantillas y porque la cercanía en este caso es un handicap: es difícil aislarse del protagonista de la noticia, del vecino, del amigo o del político. Esa relación puede entrar en colisión con la independencia, pero, por encima de todo, está la libertad de expresión, guste o no guste la información.