El proyecto para entoldar la plaza Mayor está «terminado»

M. Lillo
-

Es un documento «estudiado» que aumenta la cuantía en relación a los 50.000 euros del pliego anterior y que busca mitigar las altas temperaturas en las épocas de más calor

El proyecto para entoldar la plaza Mayor está «terminado» - Foto: Rueda Villaverde

El proyecto para la instalación de toldos en la plaza Mayor ya está «terminado» y la previsión ahora es que pase a aprobación en la Junta de Gobierno Local y posteriormente a licitación para que se convierta en una realidad. Este es el objetivo de la Concejalía de Urbanismo, que ha repensando y reestructurado este proyecto después de que el anterior pliego de condiciones quedara desierto en 2018 por falta de empresas interesadas.
La actuación viene de lejos, concretamente desde el año 2017, cuando el entonces Grupo Municipal Ganemos (hoy Unidas Podemos) presentó una moción para  paliar la «infradotación» de sombras y para adoptar medidas que ayuden a los vecinos a mitigar las altas temperaturas que se registran en verano.
Tras un primer intento fallido con los 50.000 euros que se contemplaron para esta finalidad en el presupuesto de 2018, el proyecto quedó en stand by y se apuntó a la posibilidad de retomarlo más adelante revisando cuestiones del proyecto.
A esta tarea se ha puesto manos a la obra el actual equipo de Gobierno municipal, diseñando un proyecto «estudiado» y que evita el llamado «efecto vela», es decir, el que se produce cuando sopla fuerte el viento, de manera que prevé los orificios y las aberturas necesarias para dar estabilidad a dichos toldos, según informó a este diario la concejala de Urbanismo, Raquel Torralbo. Además, el proyecto aumenta la cuantía en relación a los 50.000 euros previstos en el pliego anterior, el que quedó desierto por la falta de empresas interesadas en su ejecución.
La pretensión es que los toldos estén instalados en la plaza entre los meses «de mayo a octubre», teniendo en cuenta los amplios periodos de calor que se registran ya la capital, de manera que Ciudad Real seguiría la senda de otras ciudades que ya llevan años con este sistema, como es el caso de Sevilla o Córdoba, pero también de la propia provincia, como Valdepeñas, donde optaron por la fórmula de la instalación de paraguas.
El proyecto debe seguir ahora toda la tramitación administrativa, pero la pretensión es que se converta en una realidad, teniendo en cuenta además que fue un compromiso adquirido en el Pleno del Ayuntamiento.