Cientos de enfermeras jubiladas y estudiantes en la sanidad

N. Sánchez
-

El Colegio de Enfermería gestiona estos días las múltiples solicitudes que está recibiendo como respuesta al llamamiento del Ministerio para reforzar el sistema

Cientos de enfermeras jubiladas y estudiantes en la sanidad - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

El Colegio de Enfermería de Ciudad Real hacía un llamamiento el pasado sábado para colegiar de forma gratuita a todas las enfermeras y enfermeros que se ofrezcan voluntarios para reforzar la plantilla del Servicio de Salud. Fuentes de este organismo explicaban a este diario que la respuesta del colectivo a este llamamiento está siendo masiva desde el  lunes. «Hemos recibido cientos de correos y llamadas tanto de profesionales jubilados como de estudiantes de Enfermería de últimos cursos poniéndose a nuestra disposición para trabajar e informándose de qué manera pueden colaborar con el Sistema Sanitario».
El colapso del sistema por la epidemia de COVID-19 ha obligado a Sanidad a echar mano de sanitarios jubilados y estudiantes para tratar de contener al coronavirus. 
El Colegio de Enfermería, que espera recibir en próximos días un importante número de solicitudes más, trabaja a contrarreloj para gestionar todos los perfiles profesionales, porque ante una situación asistencial «tan desbordante, gestionar tantos perfiles es complicado», aseguran desde el organismo colegial, ya que, aunque hace faltan manos en todas las áreas, «hay que decidir dónde colocar al personal, dependiendo de si tienen o no experiencia».
Por el momento, afirman que es imposible hacer un cálculo del número de altas que se harán de forma gratuita en el Colegio porque son muchas las peticiones que están recibiendo y esperan recibir en próximos días. En este sentido, destacan la gran cantidad de personas que están en la reserva y que están dispuestas a volver a ponerse, o ponerse por primera vez, en primera línea para aportar su trabajo y sus conocimientos. 
El propio ministro, Salvador Illa, llamaba a 10.200 estudiantes para prestar apoyo sanitario. A raíz de este llamamiento, el presidente del Consejo General de Colegios de Enfermería, Carlos Tirado, defendió que la medida «debe tomarse con cautela, para garantizar la seguridad para ellos y para los propios pacientes». Además, de que si se abre la posibilidad, tal y como planteó el ministro, de habilitar a los estudiantes de Enfermería de cuarto curso como enfermeras graduadas, siempre y cuanto tengan todas las asignaturas aprobadas y el 80 por ciento de las prácticas realizadas, desde el Consejo de Colegios se pide que los contratos se realicen como enfermeros graduados y no con contratos precarios.