Confinados pero bien avenidos y alimentados

Pilar Muñoz
-

Blanca Calatayud, especialista en Nutrición, propone establecer un horario, realizar actividades conjuntas e individuales, hacer ejercicio y esmerarse en la cocina por salud física y mental.

Confinados pero bien avenidos y alimentados - Foto: PABLO LORENTE

La nutricionista Blanca Calatayud aboga por crear un ambiente saludable en casa para sobrellevar la cuarentena. La idea, explica, «es que tu casa te ayude a estar sano», pero es muy difícil crear buenos hábitos «rodeados de alimentos que no debemos comer, sin un horario para el ejercicio y viendo todo el día la tele», razona.
Por ello, señala que «hay que procurar que con el confinamiento no nos alimentemos peor, que no calmemos la ansiedad comiendo a todas horas y productos poco recomendables». ¿Y eso cómo se hace? Pues «no teniéndolos en casa para no caer en la tentación», es la drástica respuesta de Calatayud, que apunta que en las cocinas hemos de tener alimentos que haya que cocinar, legumbres, pescados, huevos, arroz, carnes, etc. y también frutas e infusiones, y evitar los de fácil consumo, quesos, embutidos, galletas ...
La especialista en Nutrición, en declaraciones a La Tribuna, ofrece varios consejos para reforzar el sistema inmunológico, un aspecto vital en estos momentos empezando por un buen descanso y un poco de actividad física. Calatayud también pone el acento en  una alimentación rica en vitaminas y minerales, con productos crudos, verdura, fruta, frutos secos, aceite de oliva, …«sobre todo, alimentos frescos que nos puedan aportar nutrientes y evitar aquellos difíciles de digerir que dan mucho trabajo al cuerpo», que es un tiempo que le quitamos para mejorar nuestras defensas.  
Con los pequeños compañeros de confinamiento domiciliario, Blanca Calatayud es igual de tajante y afirma que «lo primero es quitar las guarrerías de su alcance» y propone «dedicar una mañana a hacer un bizcocho o una tarde a una pizza casera, pero no tener cosas preparadas» y, también, mantener un orden «como si estuvieran en el colegio».
Para llevar el día a día, Blanca Calatayud propone establecer un horario que incluya actividades conjuntas e individuales «para que la familia no esté todo el rato junta» y un tiempo para el ejercicio físico como subir escaleras o una tabla de gimnasia bajada de internet, las hay de 20 minutos y se pueden hacer un par de veces al día y «vienen fenomenal porque ayudan a liberar la tensión acumulada». Hay que mantener una buena salud física y mental, subraya.
Además, añade, este programa diario se puede complementar con una lista de ideas de cosas que habitualmente se van posponiendo por el día a día, escuchar un disco, leer un libro, hacer algo en la casa, ordenar documentos … porque «se tiende a tener la tele encendida todo el día» con la actualización constante de datos y «con verla un rato un par de veces al día es suficiente», opina.
Y para no coger demasiado peso todo el día en casa la especialista en Nutrición y Dietética ofrece un último consejo porque, a pesar de las circunstancias, «es buen momento para cambiar hábitos e intentar aligerar el contenido calórico de los menús, más purés, más sopas, ensaladas, alimentos con volumen pero con menor aportación calórica», remarca.
También recuerda que de su lado, los diabéticos han de tener siempre mucho cuidado con harinas y azúcares y contrarrestar su consumo con la actividad física. Como con la cuarentena las posibilidades de hacer ejercicio están limitadas «tienen que evitar a toda costa los alimentos ricos en azúcar, galletas, panes de molde, refrescos, precocinados, yogures azucarados, etc.»