Un confinamiento especialmente duro para Miguel Sánchez

La Tribuna
-

El capitán del BM Logroño confiesa en un vídeo estar pasando unos días difíciles

Miguel Sánchez, durante la grabación del vídeo.

Miguel Sánchez Migallón es uno de los muchos deportistas ciudadrealeños que están respetando el confinamiento por el coronavirus lejos de su residencia familiar. El capitán del Balonmano Logroño pasa estos días en su domicilio de la capital riojana solo y en una situación emocional muy difícil, ya que acaba de perder a un familiar por esta enfermedad, sin haber tenido la posibilidad de despedirse ni de pasar este dolor apoyado en los suyos. Así lo ha confesado en un vídeo que se ha grabado él mismo y que ha difundido el club logroñés, con el fin de dar ejemplo a todos sus seguidores.
«Estoy viviendo una situación bastante dura porque el virus ha afectado especialmente a mi familia, y aquí no tengo a nadie donde apoyarme», afirma Miguel Sánchez, que intenta mantener su cabeza ocupada con actividades como el ejercicio físico, la lectura, ver series y películas, estar en contacto a través de videollamadas con su familia, amigos y novia, y tocando la guitarra. Por último, enviaba un mensaje en el que pedía a todos quedarse en casa porque «esto es muy serio».
La Liga Asobal quedaba suspendida a once jornadas del final, con el BM Logroño ocupando la tercera plaza, a tres puntos del Ademar León de Juanjo Fernández y Rubén Marchán.