Pastor destaca que el gran ritmo de las obras en las redes

M. Lillo
-

El presidente de la Mancomunidad de Servicios del Gasset destaca las obras de cambio de tuberías que se están llevando a cabo, así como las mejoras técnicas y apela también a la concienciación ciudadana

Una de las obras de renovación de redes que se acometen en la capital. - Foto: Rueda Villaverde

El presidente la Mancomunidad de Servicios del Gasset, Casimiro Pastor, destacó la constante realización de obras de renovación de tuberías que se están llevando a cabo, principalmente para sustituir las redes más obsoletas, las de fibrocemento, y sustituirlas por otras de polietileno o fundición dúctil. Es una de las tareas en las que trabajan los ayuntamientos para reducir los reventones de agua y, con ellos, las importantes pérdidas de agua que llevan aparejados.
Del mismo modo, subrayó los resultados que están arrojando los moduladores de presión que se instalaron en La Atalaya, que han reducido las roturas que se producen y que otrora eran tan frecuentes. «Se hace una importante inversión en medios técnicos y en la renovación de redes», dijo el presidente de la Mancomunidad que aglutina a los municipios de Ciudad Real, Miguelturra, Carrión de Calatrava, Torralba. Poblete, Alcolea de Calatrava y Picón.
Por lo que respecta a las actuaciones en la capital, donde Pastor es concejal de Mantenimiento, indicó que actualmente se trabaja en la renovación de la red de aguas de Estación Vía Crucis, así como en la calle Azucena, en un proyecto que incluye las calles Reyes y Camarín.
También se están renovando las redes de agua de saneamiento y abastecimiento de la calle Camino Viejo de Alarcos y se abordará a futuro la de la zona de Juan XXIII, del mismo modo que se están aprovechando las obras de peatonalización del centro de la ciudad para cambiar las tuberías de agua.
Pastor indicó que la inversión en tuberías es uno de los pilares de la gestión del agua en la Mancomunidad de Gasset, donde también se trabaja en la realización de campañas de concienciación teniendo en cuenta que «el agua es un bien escaso». De hecho, el Gasset está recibiendo el segundo trasvase del verano, lo que garantizará el abastecimiento a la población para un periodo de 12 meses. Eso, en el peor escenario: que no llueva durante todo el otoño, el invierno y la primavera. Actualmente, almacena unos 12,8 hectómetros cúbicos y se encuentra al 33% por ciento de su capacidad, mientras que el embalse de Torre de Abraham almacena 17 de los 183 hectómetros que puede albergar.
La puesta en marcha de esta segunda derivación está «protocolizada», de manera que se ejecuta cuando el Gasset está por debajo de los 14 hectómetros cúbicos. Así lo recordó Pastor, quien alentó a la ciudadanía a seguir haciendo «un consumo responsable del agua». De hecho, según el indicador de sequía de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) relativo al 1 de septiembre, el conjunto hídrico compuesto por Torre de Abraham y Gasset está en situación de emergencia. Aun así, confía en que las lluvias lleguen de forma generosa a la provincia, como ya sucedió ayer en la capital, y permitan la recarga de los embalses.