El consumo de agua sube un 5,5% en verano por el COVID-19

M. Lillo
-

La Mancomunidad de Gasset lo atribuye al mayor número de familias que no han salido de vacaciones y han estado en casa

Una vecina de la capital emplea agua para lavarse las manos. - Foto: Rueda Villaverde

La pandemia de coronavirus se ha traducido en un descenso significativo de las salidas vacacionales después de que muchas familias han optado por quedarse en su domicilio, bien por el miedo a los contagios o bien por la crisis y las dificultades económicas que ha traído el COVID. El virus ha tenido su incidencia en todos los ámbitos de la sociedad y también se ha traducido en un incremento del consumo de agua en la Mancomunidad de Servicios del Gasset, en total un 5,5 por ciento más en los meses de verano.
El ‘efecto COVID’ ha hecho que los municipios que se abastecen de este embalse, esto es, Ciudad Real, Miguelturra, Carrión, Torralba de Calatrava, Poblete, Alcolea y Picón, hayan consumido en los meses de junio, julio y agosto 2.313.200 metros cúbicos de agua, lo que supone 121.600 más que en el mismo periodo del año pasado. No obstante, desde la Mancomunidad de Servicios de Gasset aseguran que el incremento no es sinónimo de derroche de agua, todo lo contrario, pues insisten en el consumo responsable que hacen los vecinos. La explicación va por el hecho de que este verano ha habido un mayor número de vecinos que se han quedado en casa y por tanto han abierto más el grifo. Del mismo modo, señalan la incidencia que ha podido tener la compra de piscinas desmontables, cuyo stock se llegó a agotar, y que ha sido la forma por la que han optado muchas familias para sofocar el calor.
En concreto, durante el mes de junio, los municipios que conforman la Mancomunidad de Servicios del Gasset consumieron 746.800 metros cúbicos, un 5,7 por ciento más que en el mismo mes del año anterior. En el caso de julio, dicho consumo fue de 780.100 metros cúbicos (+6,5%) y en agosto de 786.300 metros cúbicos (+4,3%).
Del mismo modo, en el caso del consumo acumulado de enero a agosto, el incremento ha sido del 3,5 por ciento, con un total de 5.107.580 metros cúbicos, lo que supone 172.000 metros cúbicos más que en los ocho primeros meses del año pasado, informan desde la Mancomunidad, en la que indican que la facturación de las familias también ha crecido entorno a este 3,5 por ciento de media en este periodo.
por debajo de lo normal. A pesar del incremento, subrayan que el consumo en la Mancomunidad está «un 15 por ciento por debajo del consumo normal de este tipo de mancomunidades», que abastece a una población de 105.000 habitantes. De este modo, se prevé que finalice el año con un gasto de 7,4 hectómetros cúbicos, mientras que el consumo normal sería de 8,75, por lo que volvieron a señalar el consumo responsable que sigue haciendo la población y en la eficiencia de las redes de agua, que se sitúa por encima del 75% en el conjunto de los municipios. Desde la Mancomunidad señalaron que también se han «minimizado las fugas» tras las inversiones en tecnología y renovación de redes de agua, por lo que explicaron que «el cambio de hábitos en el consumo durante el verano está relacionado con el ‘efecto COVID’», que también se dejó notar en el mes de abril, con un incremento del consumo del 10 por ciento. Hay que recordar que dicho mes se vivió entero en confinamiento, mientras que en el caso de marzo (el día 14 se declaró el estado de alarma) el consumo bajó incluso un 2% y en mayo, ya con las fases de la desescalada, descendió un 2,4%.
Desde la Mancomunidad del Gasset recordaron que ya son «seis o siete años» los que estamos en sequía y que aunque la situación es «preocupante» en cuanto al nivel de reservas de los embalses, todavía está garantizado el abastecimiento a la población y, en el caso de que fuera necesario, se pondrían en marcha los pozos de sequía.