scorecardresearch

Con acento andaluz, madrileño y francés

Pilar Muñoz
-

Durante los meses de junio y julio han pasado por la Oficina Municipal de Turismo del Ayuntamiento de Ciudad Real más de 700 visitantes, cifra que se va a superar en agosto

Con acento andaluz, madrileño y francés - Foto: Tomás Fernández de Moya

Venimos de Soria para conocer lo más destacado del patrimonio histórico y cultural de la ciudad», dice una pareja tras pasar por la Oficina Municipal de Turismo del Ayuntamiento de Ciudad Real frente a la Plaza Mayor. Se les han facilitado folletos y un mapa en el que se ha señalado la ruta turística, donde se encuentran el patrimonio arquitectónico religioso como la Iglesia de Santiago, la más antigua de la ciudad; el civil coronado por el palacio de la Diputación Provincial; los monumentos como la Puerta de Toledo y museos y plazas con historia.

 El turismo nacional mantiene la actividad hotelera en Ciudad Real este verano como en el resto de España por la pandemia. Durante los meses de junio y julio han pasado por la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Ciudad Real más de 700 visitantes, una cifra que se va a superar en agosto. Hasta ayer habían solicitado información en dicha oficina casi 700 personas procedentes en su mayoría de Madrid, Andalucía (Málaga, Granada, Córdoba, Huelva), Murcia, Alicante, Valencia, Barcelona y Tarragona. Además del deje andaluz, catalán o madrileño, también se ha oído el acento francés en museos y plazas de la ciudad. Los turistas extranjeros han sido menos que los nacionales, pero ha habido, destacan a este diario las informadoras turísticas Rut Moreno-Cid Acero y Nazaret Rodríguez Oliver.

Explican que por la Oficina de Turismo han pasado este verano franceses, belgas, austriacos, alemanes, portugueses e ingleses. Del otro lado del Atlántico han llegado mexicanos, uruguayos y argentinos. 

A todos se les ofrecen las visitas guiadas de los sábados bajo el epígrafe ‘Ciudad Real histórica’. Los turistas pueden conocer a través de los guías el rico pasado de la ciudad fundada por Alfonso X El Sabio en 1255 con el nombre de Villa Real, que obtuvo el rango de ciudad con Juan II en 1420, hace 601 años. 

Aparte de estas visitas, que cuestan ocho euros por persona, están las giradas a la Puerta de Toledo, la única que queda en pie de la muralla medieval que rodeaba Ciudad Real. Las visitas se pueden realizar los domingos de cada mes en tres pases de mañana, apunta la informadora turística de Ciudad Real.

Del mismo modo, Moreno-Cid resalta las visitas a las galerías del Arco del Torreón los últimos domingos de cada mes en tres pases. «Ya no quedan plazas libres hasta noviembre; el aforo está completo», pero recomienda a los interesados en visitar estas históricas galerías estar atentos a la página web por si se cancelan visitas y pueden ocupar ese lugar.

En la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Ciudad Real se ofrece una completa y detallada información local, pero también de otras localidades de la provincia como por ejemplo Almagro, Campo de Criptana, Villanueva de los Infantes, Almadén y Fuencaliente a requerimiento de los visitantes a los que se indica dónde están las oficinas de turismo en estas localidades. «Hacemos de intermediarios, les facilitamos mapas y folletos. Los visitantes nos lo agradecen. Todos marchan contentos».