"Espero y deseo que no se prorrogue el confinamiento"

Ana Pobes
-

Reconoce que Bolaños está viviendo una situación «difícil» pero tiene plena confianza en que se saldrá adelante

"Espero y deseo que no se prorrogue el confinamiento" - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

En la historia de Bolaños de Calatrava las fiestas patronales solo se dejaron de celebrar durante la Guerra Civil, por lo que el pueblo vive un momento «triste» junto a la llegada del COVID-19, que ha obligado a sus vecinos a confinarse. Reconoce que la situación «es complicada y difícil» pero tiene plena confianza en que «vamos a salir adelante, porque así lo hemos hecho en otras muchas ocasiones». Para ello, además de confiar en el trabajo y la responsabilidad de todos, también se pedirá ayuda y protección al Santísimo Cristo de la Columna, patrón de la localidad.

Bolaños de Calatrava tendría que estar celebrando sus fiestas patronales, pero el municipio no está para muchas celebraciones...
Lamentablemente, no. Incluso antes del nuevo confinamiento ya habíamos decidido suspender las fiestas porque esa era la tónica general y así lo aconsejaba el sentido común. A pesar de ello, hemos llegado a una situación que a nadie nos ha gustado y que entendemos justificada por el gran número de casos que ha habido en Bolaños de Calatrava. Pero estamos viendo que hay otras localidades, incluso más pequeñas que la nuestra, que llegan al 15% de la población con contagios positivos y sin embargo no se han dictado medidas tan extraordinarias como el confinamiento.


¿Cree entonces que hay un trato discriminatorio por parte de la Junta de Comunidades hacia Bolaños de Calatrava al estar gobernado por el Partido Popular?
Espero y deseo que no. El otro día planteaba esto mismo al delegado provincial de Sanidad y me dijo que su único interés era el de superar una situación complicada, y que por lo tanto actuaba por criterios técnicos. Tengo y debo creerle, pero por desgracia el PSOE local no está en la misma dirección y acusa de esta situación a la gestión del Partido Popular, y particularmente del alcalde, algo que me parece de oportunismo y deleznable, ya que no se puede culpabilizar a la gestión municipal por una situación tan desagradable como la que se está viviendo. Si ese razonamiento se traslada al Gobierno regional, éste sería el culpable de todas y cada una de las muertes que ha habido en Castilla-La Mancha y si lo llevamos al Gobierno nacional, sería el culpable de todas las muertes y contagios de España. Dicho esto, espero que las decisiones tomadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha obedezcan a cuestiones técnicas, pero vamos a estar muy pendientes de saber si en situaciones similares a la de Bolaños se toman medidas similares.


Los contagios siguen y el municipio estará confinado hasta el 17 de septiembre. ¿Espera un segundo encierro?
Francamente no lo sé, pero espero y deseo que no se prorrogue, aunque habrá que esperar a ver cómo evolucionan los datos. En marzo y en abril estábamos bastante peor que ahora, solo que entonces no teníamos la prueba que hiciera saber cuántas personas podían estar contagiadas en la localidad. Ahora tenemos la prueba y son muchos, por lo que esperemos que no se derive en ningún caso grave ni de fallecimiento. También me preocupa que se está estigmatizando mucho a los bolañegos fuera de nuestro pueblo, y nosotros no lo hemos hecho cuando en otras localidades, más o menos cercanas, se producían bastante más casos y con mayor gravedad que en Bolaños. El otro día éramos conocedores de la decisión de la Delegación provincial de Sanidad de no atender las pruebas médicas programadas que tuvieran que hacerse los bolañegos salvo las de urgencia o inaplazables. Ante toda esta situación, hago una llamada de atención para que no se estigmatice a los vecinos por el hecho de que aquí se haya llevado a cabo una medida extraordinaria.


El Ayuntamiento habilitó un teléfono para responder a los vecinos sobre preguntas y dudas del confinamiento. ¿Qué resultado ha tenido la iniciativa?
Muy buena. Se han recibido cientos de llamadas y en muchas de las ocasiones la gente llama molesta por la situación y porque necesita que se le conteste a ciertas dudas, pues algunos de ellos proponen además casuísticas que obligan al Ayuntamiento a tener que consultar esos planteamientos que hace la ciudadanía. En general, este servicio de atención telefónica está siendo bien acogido, aunque no cabe duda que esta situación está provocando muchos quebraderos de cabeza a mucha gente y a muchas empresas, ya que la gente no está contenta con esta situación y eso lo manifiesta muchas veces en esas llamadas que se hacen a ese número de teléfono habilitado por el Ayuntamiento.

 

A pesar de todas esta situación, Bolaños de Calatrava tiene que seguir adelante, y un proyecto hecho realidad ha sido garantizar el abastecimiento de agua potable a través de los pozos de emergencia.
Así es, este es uno de los logros que más satisfacción nos ha pedido dar por la imperiosa necesidad que había de conseguir agua en cantidad y en calidad. Llevábamos más de dos años intentando hacer ver a la Confederación Hidrográfica del Guadiana que la situación del pantano de la Vega del Jabalón era cada vez menos sostenible y que la calidad era mala y la cantidad cada vez menor, por lo que nos permitieron buscar otras alternativas de abastecimiento. Finalmente ha sido por la vía de emergencia, y por desgracia lo hemos tenido que hacer solos y sin ayuda de la autoridad competente como es la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que tiene la obligación de garantizar agua en cantidad y calidad en todos los municipios de la región. Bolaños ha invertido más de 400.000 euros, y hemos tenido que buscar el cómo hacerlo, pero afortunadamente se llegó a un acuerdo con la empresa gestora del agua en baja. La satisfacción mayor es que finalmente hemos podido meter agua en cantidad y calidad en la red, y los vecinos ya lo están notando.


¿Qué proyectos de futuro tiene Bolaños de Calatrava encima de la mesa?
Muchos, y algunos de ellos ya están planteados en el presupuesto de este año. Uno de ellos es el desarrollo de un sector urbanizable que nos va a permitir albergar el ferial y otro es ese plan director de instalaciones deportivas, y al que este año hemos dado un paso más con la construcción de los vestuarios en el campo de fútbol. También estamos proyectando un nuevo cementerio municipal con una gran zona verde, la rehabilitación del Castillo de Doña Berenguela y la construcción de la residencia para personas mayores con más de 100 plazas y que estará ubicada frente al centro de salud. En definitiva, trabajamos en muchos proyectos que van a ir modernizando nuestro municipio y mejorando los servicios.

 

Y todo esto, ¿bajando los impuestos?
Eso es, bajando impuestos. Cuando dicen que ahora se deben bajar los impuestos, nosotros llevamos haciéndolo prácticamente hace nueve años. Por ejemplo, en el IBI, tenemos uno de los impuestos más bajos de poblaciones similares de la región, por lo que estamos haciendo un esfuerzo muy importante por prestar tantos servicios sin haber subido hasta este momento los impuestos a los ciudadanos.