scorecardresearch

"Sin música no existiría mi forma de vida: la uso para todo"

A. Criado
-

Carmen Noelia Rodríguez preside la banda de música de la Agrupación Musical de Ciudad Real y toca el oboe, un instrumento con el que comenzó una «relación de amor» que aún perdura

Carmen Noelia Rodríguez, presidenta de la Banda de Música de Ciudad Real - Foto: Tomás Fernández de Moya

A los ocho años le dijo a sus padres que la apuntaran para hacer la prueba de acceso al Conservatorio. Desde muy temprana edad ha tenido un gusto por la música que hoy, a sus 27 años, conserva intacta, siempre acompañada de su inseparable oboe. Carmen Noelia Rodríguez declinó cursar los estudios superiores para centrarse en la carrera de Magisterio, pero lo que nunca tiene pensado dejar es la banda de música de la Agrupación Musical de Ciudad Real, de la que es su actual presidenta, porque la música lo es todo para ella.

«Sin música no existiría mi forma de vida, porque la utilizo para todo: para enseñar, en mi tiempo libre... No sabría vivir sin música», reconoce para hacer hincapié en que, incluso, es capaz de cambiarle el estado de ánimo y reconducir algunas jornadas que, por lo que sea, se acaban torciendo: «Cuando no he tenido un buen día y voy a ensayar con la banda, lo cambia por completo, ya que la música te hace inhibirte de todas las cosas y disfrutar con los compañeros».

Entró en el Conservatorio de Música Marcos Redondo de Ciudad Real a los ocho años y tras acabar las enseñanzas elemental y profesional de oboe, declinó continuar con los estudios superiores para centrarse en su carrera de Magisterio: «Creía que no era posible compatibilizar las dos cosas al cien por cien porque requiere mucho trabajo y yo necesito dar el cien por cien en todo». Maestra interina, continúa dando vueltas por la provincia mientras oposita en busca de una plaza fija. El pasado curso ejerció la docencia en Puertollano y en el Colegio Rural Agrupado Sierra Morena de San Lorenzo de Calatrava.

En 2008, con 13 años, entró a formar parte de la Banda de Música de Ciudad Real. Era la integrante más joven en aquel momento. «Después, según fue pasando el año, se incorporaron más compañeras del Conservatorio y hoy somos una piña, una gran familia, de músicos maravillosos tanto profesional como personalmente», enfatiza. El pasado mes de enero dio un paso más y se convirtió en la presidenta (ya era vocal): «Me gusta estar presente en todas las cosas que organiza la banda, siempre dispuesta a hacer lo que haga falta y, además, nunca soy capaz de decir que no», reconoce con una sonrisa. Ella es la cabeza visible de la junta directiva, pero remarca que «no es nadie» sin el resto de compañeros, con los que pretende «seguir proponiendo cosas que hacer por la ciudad».

En relación a su elección instrumental, Carmen Noelia recuerda que le llamaba poderosamente la atención y le gustaba el sonido de un instrumento que se colaba de fondo en algunas de las películas que veía cuando era niña. Empezó a indagar y descubrió que era el oboe, con quien inició «una relación de amor que aún perdura con el paso de los años». «Me decían que era muy complicado, que por qué no optaba por el clarinete, pero me empeñé y dije con todo era cuestión de estudio», apostilla.

Después de unos años complicados por la pandemia, la Banda de Música de Ciudad Real regresa a la Feria con su programa tradicional.  En 2021 ya actuó en la Puerta de Toledo y el pasado mes de julio, tuvo una buena prueba de fuego con los conciertos de verano que «tanto gustan a la gente». En las fiestas acompañó a las autoridades y gigantes y cabezudos el día de la inauguración, así como a la Virgen del Prado en la procesión de este lunes y en la de la Octava, el próximo 22 de agosto. Además, ese día ofrecerá su tradicional concierto en el templete de los jardines del Prado.

La actuación del día 15 estuvo dedicada a las marchas militares, combinando la música con la interpretación de algunas canciones por parte de vocalistas. Son sólo algunas de las sorpresas que están preparando para el disfrute de unos conciertos que están pensados para todos los públicos. La banda de Ciudad Real está compuesta por un centenar de músicos, prácticamente al 50% entre hombres y mujeres, y es en estas fechas cuando congrega a un mayor número de integrantes, que no quieren perder el hábito de estar la Feria de su ciudad.