Las estafas en la red con tarjetas de crédito se triplican

R. Ch.
-

21 menores de edad fueron víctimas de delitos cometidos desde internet .

Las estafas en la red con tarjetas de crédito se triplican - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las ciberestafas se multiplican en Ciudad Real a un ritmo vertiginoso y sólo en el último años se triplicaron hasta alcanzar así su máximo histórico. Los ciudadrealeños sufren casi tres intentos de estafa en la red, especialmente por hechos en los que el ciberdelincuente intenta apropiarse de datos de tarjetas de crédito o débito. 
El mayor uso por parte de la sociedad de todas las nuevas formas de conectividad tecnológica abre la puerta a que los ciberdelincuentes para perpetrar sus ilícitos penales, aprovechen las vulnerabilidades de los sistemas informáticos y la confianza de los usuarios de dichos sistemas. «Es por ello, que el conocimiento de los riesgos asociados a las nuevas tecnologías, así como la puesta en funcionamiento de una cultura de la ciberseguridad, redundará en atajar este fenómeno criminal», apunta el Ministerio del Interior en un estudio reciente que aborda este tipo de delitos que llegó a superar por primera vez el millar en Ciudad Real durante 2018, el último año analizado por el Ministerio de Fernando Grande-Marlaska. 
Los delitos más frecuentes son los de las estafas con tarjetas de crédito, débito o cheques de viaje, que prácticamente se triplicaron en un año hasta llegar a 313. Otro delito recurrente son las estafas bancarias y las amenazas que se realizan desde la red y que en los últimos años siempre han superado el centenar de hechos conocidos.


103 detenidos e investigados. En total, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado detuvieron o investigaron a más de 100 personas en el ámbito provincial, un nuevo récord también, especialmente por hechos delictivos como la usurpación de estado civil o las propias amenazas. Por nacionalidades, la mayoría de las personas a las que identificaron Guardia Civil o Policía Nacional eran españoles, 89 de 103, mientras que por edades son más frecuentes los delitos cometidos por personas de entre 36 y 40 años, aunque se llegaron a contabilizar también seis menores de edad y cuatro mayores de 65 años.
Interior también analiza el tipo de víctima que tiene estos delitos:casi 800 durante 2018 de las que 21 fueron menores de edad, que sufrieron amenazas o fueron víctimas de grooming, un delito que consiste en contactar con un menor de 16 años con fines sexuales.