scorecardresearch

Una oportunidad perdida

Miguel Villoslada
-

La esperadísima serie 'El libro de Boba Fett' se muestra irregular y no llega al nivel de 'The mandalorian' principalmente por su protagonista

Una oportunidad perdida

Ya están disponibles todos los capítulos de El libro de Boba Fett, una serie de Star Wars de Disney +. La expectación era máxima pues al final de la segunda temporada de The mandalorian se nos presentó un spin off que tenía como protagonista al mítico cazarrecompensas convertido en jefe del hampa en Tatooine. Estamos ante uno de los personajes más carismáticos de la saga, pese a su poco metraje en la trilogía original. Buena parte de su éxito estuvo en el misterio que se escondía bajo el casco y la armadura. Su origen, que fue siempre un misterio, se desarrolló en las precuelas y en la serie animada Clone Wars. 

Hemos de tener en cuenta que el exitoso protagonista de The mandalorian tiene su génesis en Fett. Y esto ha sido uno de los principales problemas de esta ficción desde mi punto de vista.

Esta temporada ha constado de siete entregas dirgidas por cinco realizadores, destacando Robert Rodríguez, Bryce Dallas Howard y Dave Filoni, y escritos por Jon Favreau. Este y Filoni son los responsables de la buena marcha de las series de Star Wars.Pero que en esta ocasión han planteado una producción que ha tenido momentos memorables, tirando de nostalgia, como llevarnos a Tatooine, rescatar a los Tusken, traernos a Cad Bane o  los jefes mafiosos de los Hutt y el Sindicato Pike como elementos más destacados. En una serie que aparte de mostrarnos más de Boba Fett y construirle una historia, nos adentra en los bajos fondos. Algo que tenía un enorme potencial se ha desaprovechado.

sobrevivir al sarlacc. También se narra cómo Boba logró sobrevivir de su caída a las fauces del Sarlacc en El retorno del jedi. A partir de ahí nos adentramos en territorio western del que mana buena parte de la primera parte de la serie. Esta parte inicial es muy interesante, ya que nos desarrollan a los tusken. A partir de ahí la producción va dando tumbos.

Cuando la historia del cambio de paradigma del personaje se agota, tenemos dos capítulos en la serie, seguramente los mejores, que poco tienen que ver con él. De hecho, son protagonizados por Din Djarin y Grogu (baby Joda), de The mandalorian. Si bien los capítulos son magníficos y el trabajo en uno de ellos, de Bryce Dallas Howard, excelente, esto no hace otra cosa que desdibujar más la ficción y llevarnos al capítulo final sin haber desarrollado lo suficiente a un personaje del potencial de Boba Fett. 

La ficción ha sido irregular, tenía un prometedor planteamiento y ha contado con grandes villanos. Como el genial Cad Bane, todo un pistolero de libro. ¿Entonces que ha podido fallar? Principalmente, el trabajo de Robert Rodriguez. Temuera Morrison es un actor un tanto limitado y no ha estado bien dirigido. A esto hay que añadir los problemas de guion y no tener claro hacia dónde querían llevar a la serie y a Fett. Pero pienso que el problema es que el antihéroe que los fans recordaban, ya se ha explicado, se llama Mandalorian. Esto le resta potencial al bueno de Boba, que se ha convertido en un secundario en la que es su serie.

A pesar de sus muchos defectos y que desaprovecha todo lo bueno que proponía en su planteamento, El libro de Boba Fett es una propuesta que tiene momentos memorables de los que disfrutarán todos los fans de Star Wars.

ARCHIVADO EN: Star Wars, Disney, Libros