Apartado de la carrera judicial por violencia de género

Pilar Muñoz
-

Pierde la condición de magistrado tras ser condenado a dos años y 9 meses de cárcel por delitos de violencia psíquica habitual en el ámbito de la violencia de género

Apartado de la carrera judicial por violencia de género - Foto: Tomás Fernández de Moya

El juez Luis José Sáenz de Tejada, cuyo último destino fue el Juzgado Penal 3 de Ciudad Real, ha sido apartado de la carrera judicial por un delito de violencia psíquica habitual en el ámbito de la violencia de género y delitos de amenazas. El magistrado ha perdido su condición de juez al ser condenado a penas de cárcel, exactamente a un año y 21 meses de prisión, han informado a La Tribuna fuentes jurídicas.
La sentencia, dictada por el Juzgado Penal 1 de Badajoz que enjuició los hechos (la exmujer es juez en esta ciudad), adquirió firmeza en agosto de 2017. Sáenz de Tejada no podrá reingresar, volver al ejercicio de impartir justicia, hasta que no cumpla la condena impuesta. Además, «tendría que concursar para obtener plaza», apuntan las fuentes.
Sáenz de Tejada ha perdido la condición de magistrado que ostentaba en situación administrativa de suspensión provisional en aplicación del artículo 379.1.d de la Ley Orgánica del Poder Judicial al haber sido condenado a penas de prisión por delitos dolosos en el ámbito de la violencia de género. A este respecto, desde el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ )explican a La Tribuna que la suspensión es de forma «automática».
El 22 de septiembre de 2016 se acordó en el seno de la Comisión Permanente del CGPJ la suspensión provisional a resultas del auto de apertura de juicio oral por un presunto delito de violencia de género y el pasado 27 de febrero, siendo ya firme la sentencia, se acordó declarar la pérdida de la condición de magistrado que ostentaba.
Sáenz de Tejada tomó posesión del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Puertollano el 8 de mayo de 2008 donde llegó a ser juez decano. Años más tarde, concretamente el 3 de diciembre de 2015, pasó a ser el juez de Penal 3 de Ciudad Real, función que desempeñó hasta septiembre de 2016 que fue apartado de forma cautelar.
El acuerdo adoptado por la Comisión Permanente del Poder Judicial, publicado en el BOE el día 20, cierra una historia de discrepancias y desencuentros tras la separación de la pareja de jueces y pugna por la custodia de los hijos que acabaron con cruce de acusaciones. Él denunció a su exmujer (juez de  Mercantil en Badajoz) por presuntamente favorecer en concursos de acreedores a su pareja, un abogado. Ella le denunció por violencia de género, indican fuentes jurídicas.