scorecardresearch

A Alcorcón en busca de la primera victoria

La Tribuna
-

El Yugo Socuéllamos, mentalizado para mejorar su rendimiento ofensivo y estrenar su casillero de triunfos (sábado, 17 horas)

Godoy (derecha) persigue un balón junto a un rival. - Foto: Rocío Hellín

Dos partidos y dos empates es el balance del Yugo Socuéllamos en este arranque liguero en el Grupo 5 de Segunda RFEF. Dos puntos, con solo un gol a favor, que obligan al Yugo Socuéllamos a intentar sumar de tres en tres para evitar verse abajo en la clasificación a las primeras de cambio. Este sábado, desde las 17 horas en el Anexo de Santo Domingo de Alcorcón (Arbitraje del extremeño Muñoz Blázquez), el equipo de Sergio Campos tiene en su mano estrenar su casillero de victorias ante un filial, el Alcorcón B, que ha empezado el curso con una derrota en casa y un empate fuera.

Para sumar estos tres puntos, Campos sabe que su equipo tiene que mejorar su rendimiento ofensivo. Tanto en el 1-1 en Montijo como en el 0-0 contra Cerdanyola en el Paquito Giménez, se cumplió en tareas ofensivas pero en ataque "nos faltaron ideas, fuimos bastante planos", como reconoce el técnico. Por ello, cree que optimizando el aspecto ofensivo, su equipo empezará a sumar de tres en tres. "Nos faltó muy poco para ganar los dos partidos anteriores. No pasa otra cosa por nuestra cabeza que sumar los tres puntos en Alcorcón", decía tajante el murciano, "muy contento" con la semana de entrenamientos que han realizado los suyos.

Sergio Campos espera un rival complicado, "un filial con una identidad de juego muy clara, con gente joven y con descaro", futbolistas que se quieren merecer un hueco en el primer equipo madrileño, que esta temporada compite en Primera RFEF. Recuerda que en la primera jornada, cuando perdía por 0-3 contra el Cacereño, el Alcorcón B jugó con un hombre menos por expulsión desde la primera mitad, mientras que en el campo del Diocesano cacereño lograba un valioso empate a domicilio (1-1). "Será un partido muy complicado", finalizaba.

Sergio Campos podrá contar con todos sus jugadores en un partido para el que al final no partirá ningún autobús de aficionados socuellaminos, que en todo caso se desplazarían a Madrid en vehículos particulares.