scorecardresearch

"Jugar en Ciudad Real es un lujo"

Eduardo Gómez
-

El extremo Raúl Blanco, una de las incorporaciones del Caserío para esta campaña, destaca cómo se vive este deporte en la ciudad y confía en lograr grandes éxitos en el equipo entrenado por Santi Urdiales

Raúl Blanco (a la izquierda) ha comparecido en la sede de uno de los patrocinadores del club para analizar este inicio de temporada del Caserío. - Foto: LT

El Caserío Ciudad Real debuta este sábado (20 horas) en la pista del Triana sevillano, uno de los favoritos al ascenso a la división de Honor Plata. El conjunto que entrena Santi Urdiales ha completado una intensa pretemporada y ahora llega la hora de la verdad en este Grupo F de Primera Estatal, con el listón alto de la pasada campaña, cuando se quedó muy cerca de subir de categoría.

 

Una de sus incorporaciones ha sido la del extremo Raúl Blanco, procedente del UBU San Pablo Burgos, de la División de Honor Plata. El jugador de Gijón asegura que el equipo “está con una gran ilusión y con ganas de plasmar en la pista todo el trabajo que hemos realizado en la pretemporada”.

 

El jugador zurdo ha resaltado el buen ambiente que se vive en el vestuario y que, a su juicio, “es una de la base de los éxitos. A mí me han acogido como uno más y me siento muy a gusto. A partir de ahí se pueden conseguir grandes cosas. Ciudad Real ha estado siempre muy vinculada al balonmano y venir a jugar aquí, en el Quijote Arena, es un lujo y un placer”.

 

Para Raúl Blanco, el objetivo del Caserío debe ser luchar por estar en la zona alta: “La pasada campaña este equipo ya jugó fase de ascenso y lleva años demostrando el potencial que tiene. Con esfuerzo y trabajo las cosas tienen que salir bien y será el paso de la competición el que nos vaya poniendo en nuestro lugar”. El extremo desea aportar “lo máximo al equipo. Soy extremo y mi misión será esa, aprovechar los contragolpes y ayudar en defensa dentro de un estilo de juego dinámico y donde nos gusta correr”.