El fin de las barreras que construye el cáncer infantil

Hilario L. Muñoz
-

Afanion reclama medidas de apoyo a familias ante una enfermedad que crea muros desde la asistencia a clase a la vida en el domicilio

El fin de las barreras que construye el cáncer infantil - Foto: Pablo Lorente

Los niños tienen barreras que deben superar en su día a día. Se trata de aspectos que los adultos apenas conocen, cómo puede ser sentarse en una silla, escaleras con escalones demasiado altos o sencillamente la incomprensión del mundo que les rodea. Estas barreras básicas se multiplican cuando un niño tiene cáncer y entonces arranca una carrera de obstáculos para él y para toda su familia. Por este motivo, la Asociación de Familias de Niños con Cáncer de Castilla-La Mancha (Afanion) puso como lema ‘No más barreras’ a los actos de celebración del Día Internacional del Niño con Cáncer para remarcar las dificultades que hay ante la enfermedad.
«Un niño con cáncer debe dejar su domicilio, su colegio, un adolescente el acceso a la universidad y la familia el trabajo», recordó la vicepresidenta de Afanion, Isabel Sánchez, quien expuso que la entidad trabaja para ofrecer apoyo a la familia y al niño, tanto en el hospital como en el domicilio. Una labor que se desarrolla a lo largo de todo el tratamiento pero también cuando este termina y se hace necesario atender las secuelas que algunos dejan. «Se sigue trabajando y pedimos centros y servicios de cuidados paliativos», dijo la vicepresidenta,  «porque la familia y los niños tienen derecho a decidir dónde quieren pasar los últimos días, a una muerte digna». Sánchez apuntó a que además es necesario la existencia de protocolos para los supervivientes, para saber cómo debe ser su atención conforme avance su día a día. Además, desde la entidad reclamaron ayer que exista una atención única para toda España, que no dependa tanto de las autonomías, y que haya una cartera tanto de servicios como de tratamiento igual en todo el territorio.
El acto de lectura del manifiesto, en voz de una niña que va superando esas barreras en primera persona, cerró los actos en Ciudad Real de Afanion que contó con multitud de actividades y con el apoyo de 3.014 estudiantes de colegios de toda la provincia que recordaron en este día a los menores con cáncer infantil. Por ejemplo, el colegio Ferroviario cantó en su patio la canción Resistiré, del Dúo Dinámico, para llevar fuerzas a estos menores con capas. Junto al manifiesto hubo una serie de talleres para los más jóvenes y hubo una batucada.
Además de la vicepresidenta de Afanion, en el acto de este viernes estuvo el delegado provincial de la Consejería de Hacienda, Francisco Pérez, quien dio la enhorabuena a Afanion que este año celebra sus 25 años por el trabajo realizado y por el que realiza. También estuvo el vicepresidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, Dionisio Vicente, quien expuso que el papel de las administraciones solo puede ser el de colaborar con estas entidades. Por último, la teniente de alcalde, Eva María Masías, señaló que la aportación de «valores» que lleva Afanion con su papel de apoyo a las familias con niños con cáncer.