scorecardresearch

Renfe mejora gestión de venta de billetes desde Alcázar

La Tribuna
-

Renfe ha mejorado la gestión de venta de billetes y el tiempo de emisión de facturas a los viajeros con la puesta en servicio del Centro de Robótica e Inteligencia Artificial, ubicado en Alcázar de San Juan

Renfe mejora gestión de venta de billetes desde Alcázar

Renfe ha mejorado la gestión de venta de billetes y el tiempo de emisión de facturas a los viajeros con la puesta en servicio del Centro de Robótica e Inteligencia Artificial, ubicado en Alcázar de San Juan.

 

Así lo ha puesto de manifiesto hoy el presidente de Renfe, Isaías Táboas, durante la inauguración del nuevo centro, a la que han asistido el consejero de Fomento de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Ignacio Hernando, y la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, entre otras autoridades.

Renfe mejora gestión de venta de billetes desde AlcázarRenfe mejora gestión de venta de billetes desde Alcázar

 

El Centro de Robótica e Inteligencia Artificial de Renfe desarrolla las tecnologías digitales más avanzadas de robotización y análisis inteligente de datos. Esta iniciativa se alinea con dos de los pilares del Plan Estratégico de Renfe, la eficiencia operativa y la transformación digital, así como con el Plan de Deslocalización de Recursos impulsado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

 

La ubicación del centro en un antiguo taller de Renfe en Alcázar de San Juan, también forma parte de un proceso de recuperación de activos de Renfe, que incluye la creación de otros Centros de Competencias Digitales en Teruel, Miranda de Ebro, Linares y Mérida.

 

Además de impulsar la eficiencia tecnológica y acelerar la transformación digital de la compañía, los Centros de Competencias Digitales de Renfe permiten internalizar y trasladar parte de los servicios centrales de la operadora a localidades de baja densidad demográfica, en las que dispone de espacios por tratarse de enclaves de especial relevancia ferroviaria.

 

De esta manera, la creación de estos centros supone una oportunidad para fortalecer las capacidades internas de Renfe de cara a la digitalización, ya que se incorporarán nuevos perfiles profesionales a la compañía para realizar actividades tecnológicas que hoy en día tiene subcontratadas a terceros (servicios de mantenimiento y operación de robots, mantenimiento de aplicaciones, gestión de infraestructuras tecnológicas y atención telefónica al cliente).

 

Alta cualificación digital

En Alcázar de San Juan, Renfe ha desplegado los componentes más avanzados de la plataforma tecnológica de BluePrism, para Robotics Process Automation (RPA), Natural Languaje Processing (NPL), Optical Character Recognition (OCR), Analytics, etc., y así ser más ágiles y eficientes en los procesos de gestión de la organización.

 

La aplicación de estas tecnologías requiere profesionales de alta cualificación digital y, para su búsqueda, se cuenta con la colaboración de centros de formación profesional situados en la zona de Alcázar de San Juan, como el IES Juan Bosco, el IES Julián Zarco o el IES Mota del Cuervo.

 

El Centro de Robótica e Inteligencia Artificial ha comenzado el año con una plantilla de 17 empleados, y la previsión es que finalice 2022 con alrededor de 25 personas trabajando en servicios de robotización para Renfe. Igualmente se prevé que para 2024 el centro cuente con otros 25 trabajadores adicionales.

 

Reducción del tiempo de venta de servicios

Hasta el momento, el nuevo Centro ha logrado reducir en más de un 75% el tiempo dedicado a la puesta a la venta de servicios, mejorando la gestión de la venta de billetes, además de adecuar continuamente las modificaciones necesarias en la venta de billetes con las actualizaciones de la normativa de la COVID-19.

 

Además, gracias a la robotización del proceso de facturación de billetes, se ha logrado una reducción del tiempo de emisión de facturas de un 87,5%, permitiendo a los clientes recibir las facturas de sus billetes en un plazo máximo de 12 horas a partir de su solicitud, en lugar de las 96 horas anteriores.

 

Igualmente, el proceso que analiza las diferencias de circulación y venta ha permitido la identificación del 100% de los descuadres entre ADIF y los billetes puestos a la venta, mejorando la satisfacción de los clientes y eliminando completamente las indemnizaciones por horarios mal informados y por errores en las paradas de los trenes.

 

Por otra parte, el primer proceso transversal que afecta al conjunto de las sociedades de Renfe, referido a las facturas de proveedores, ha sido sometido a un proceso de reingeniería, homogeneización, estandarización y automatización, que ha ayudado a reducir el tiempo empleado para aprobar las facturas de los proveedores y el tiempo en que se hace efectivo el pago de la factura hasta en un 50%.