«No soy partidario de que se masifiquen las competiciones»

Eduardo Gómez
-

Entrevista a Sergio Inclán, entrenador del Club Deportivo Manchego

Sergio Inclán, entrenador del CD Manchego. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Sergio Inclán (21-12-1973. Avilés) vive estos días de confinamiento en su localidad natal. Allí llegó tras unos primeros días en Ciudad Real, al entender que era necesario que estuviese cerca de sus padres, a los que ayuda a realizar distintas tareas en este periodo. El técnico asturiano, que tiene un año más de contrato con la entidad mancheguista, repasa la actualidad.

 

¿Cómo es su día a día en este estado de alarma?
Yo estoy en Avilés y, al principio, como era un poco novedad para todos, aproveché para hacer cosas que nunca tienes tiempo. Me dediqué a ordenar, por ejemplo, mucho material y archivos que tenía. Pero luego ha llegado un momento en que ya te cansas y no sabes ni en qué día vives. No vislumbramos el final y la verdad que te agota. Pero no me puedo quejar, aquí en Asturias la situación está más controlada. 

Supongo que aprovechará para mantener el contacto con futbolistas y seguir formándose…
Las posibilidades que te dan las nuevas tecnologías son infinitas. Tengo mucho material didáctico que he estado revisando y he seguido estudiando y profundizando en la metodología de entrenamientos. Al final, estás todo el día delante de un ordenador o de una tablet y acabo el día que me duele hasta la cabeza. Estoy aprovechando para ver mucho fútbol de Segunda B y de otros grupos, como por ejemplo, Castilla y León. Ya que tenemos tiempo hay que estar al día y al tanto de jugadores y fútbol de otros sitios. Todas las mañanas aprovecho también para hacer 45 minutos de ejercicio. Con mis jugadores también estamos periódicamente en contacto y nos preguntamos cómo van las cosas. 
¿Cómo considera que deben resolverse las competiciones?
No soy partidario de masificar las competiciones  ni veo bien cambiar las reglas de competición en mitad de la temporada. Si las categorías aumentan los equipos se incrementarán los gastos para los clubes y descenderá el nivel competitivo. Entonces sólo veo dos escenarios. El primero, terminar cuando sea, aunque sea en agosto o septiembre, y empezar la próxima temporada cuando toque, en diciembre o en enero, pero con unas reglas claras y que conozcamos todos. El segundo escenario sería anular por completo la temporada. Entiendo que habría equipos perjudicados, pero también se está perjudicando el del bar o el del restaurante de al lado, que ni siquiera sabe si va a poder volver a abrir. En cualquier otro escenario veo que algún equipo saldría muy beneficiado y otros muchos saldrían muy perjudicados. Esos play off exprés serían una lotería. Además, en el caso de una denuncia saltaría todo por los aires, algo que evitas si declaras nula la temporada por una causa de fuerza mayor.

¿Cómo se presenta el futuro para el fútbol modesto?

No parece muy halagüeño. El fútbol modesto tendrá que reinventarse, pero como todo en la vida. La Federación Española ha impulsado mucho categorías como Segunda B o Tercera y ahora no sabemos qué camino se va a seguir. Los clubes que sepan manejar mejor sus recursos y que tengan más seriedad, solvencia y estabilidad tendrán mucho ganado.
Entrenadores y jugadores tendrán que adaptarse también…
Todos nos vamos a tener que adaptar porque habrá una nueva realidad, pero como en todos los ámbitos de la vida. El que sea ingenioso y sepa adelantar situaciones partirá con ventaja.
¿Cuál puede ser la hoja de ruta para ir volviendo a la normalidad?
Lo primero será saber cuándo vamos a poder volver a la actividad. Cuándo podremos empezar a entrenar, cuándo se van a poder retomar las competiciones o cuándo empezaría la nueva temporada, en qué condiciones, con público, sin público, si va a haber socios o no…
¿Cuánto tiempo necesitaría un equipo para volver a jugar?
Primero permitirían un entrenamiento individual, que mínimo sería una semana, y luego como poco tres semanas de entrenamientos colectivos. El que jugara ese play off no podría disputar amistosos antes. Y en verano los jugadores al final siempre están haciendo algo: corren, salen en bici, juegan al pádel... Ahora todos estamos entre cuatro paredes y por mucho que hagas ejercicio, los gestos que haces en un juego como el fútbol no tienen nada que ver. Por eso, no veo nada claro que se vaya a poder jugar ese play off porque las fechas no cuadran.
¿Cómo vamos a salir de esta crisis?
Yo quiero ser optimista y pensar que esto es como un paréntesis. Habrá una crisis económica, pero creo que será corta en el tiempo. Cuando esto se reactive quiero pensar que retomaremos la actividad en el punto en que lo dejamos ya hace unas semanas. Pero si se alarga mucho y, por ejemplo bares o restaurantes no pueden abrir hasta finales de año, o no se puede jugar con público hasta enero… Yo creo que con público se podría jugar si limitamos el aforo de los estadio. No lo sé, todo es hablar por hablar, nadie puede saber qué va a pasar.

¿Cómo se plantea su futuro?

Tengo contrato con el Manchego para la próxima temporada, pero estoy centrado en el día a día y en salir de ésta. Primero es cerrar esta temporada y ver cómo se hace y luego ya plantearemos la próxima campaña».