scorecardresearch

El Juzgado 3, sin refuerzos y con 2.600 cláusulas suelo

Pilar Muñoz
-

Es uno de los nueve órganos judiciales de España que van a seguir seis meses con la competencia en materia de cláusulas abusivas

El Juzgado 3, sin refuerzos y con 2.600 cláusulas suelo - Foto: Tomás Fernández de Moya

La carga de trabajo es elevada y, por ende, la pendencia, el número de asuntos pendientes de resolver en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Ciudad Real, que se ha quedado sin la medida de refuerzo, un magistrado de apoyo que tenía desde 2018. Pero hay que seguir en la brecha, razona el magistrado Jerónimo Pedrosa del Pino, que acaba de tomar posesión del Juzgado de Primera e Instrucción número 3 de Ciudad Real, uno de los nueve órganos judiciales a los que el Consejo General del Poder Judicial ha prorrogado seis meses más el plan de especialización en materia de cláusulas suelo, pese a la carga de trabajo que soporta al tener también la competencia del Registro Civil.

Desde el 31 de diciembre de 2017 que recibió el encargo de la competencia exclusiva y excluyente de todos los asuntos relativos a cláusulas suelo en la provincia, el Juzgado mixto número 3 de Ciudad Real ha registrado 8.663 asuntos y resuelto 6.023, lo que representa el 69,52 por ciento, según los datos facilitados a La Tribuna por el magistrado Pedrosa del Pino, quien destaca el trabajo del juez Gonzalo de Diego que le ha precedido y ahora adscrito a la Audiencia Provincial de Ciudad Real.

Los jueces pueden ser muy resolutivos, pero los medios de que disponen no dan para más. En el último año se han registrado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 un total de 1.568 demandas y se han resuelto 1.228.

En el primer semestre de este 2022 han seguido recibiendo pleitos de esta naturaleza y de continuar la tendencia se cerrará el ejercicio con un notable incremento.

Entonces, ¿cómo es posible que el Poder Judicial haya decidido que este Juzgado siga encargándose de las cláusulas suelo? «Porque es necesario», admite el magistrado Pedrosa. Explica que la ampliación de seis meses más de la exclusividad en la materia «no sólo es necesaria sino imprescindible en el estado actual de las cosas en este Juzgado mixto con instrucción y con competencia en Registro Civil. No sólo mantiene una pendencia elevada de más 2.600 asuntos y sus incidentes, sino que además ya no cuenta con ninguna medida de refuerzo de magistrado», señala. Desde que este órgano judicial asumió la llevanza de todas las demandas de cláusulas, allá por diciembre de 2017, ha contado con esta medida de refuerzo hasta ser retirada.

El ahora titular del Juzgado número 3 indica que, ad límine, «examinando de manera aséptica los datos resulta que, si bien se observa un descenso puntual en cuanto al volumen de entrada de asuntos en el primer semestre del año 2022 en relación con todo el período anterior, resulta que hay más de 2.600 asuntos pendientes de resolución, de los 8.663». Se observa, además, una «tendencia al alza, in illo tempore, en cuanto a la pendencia». A esos 2.600 asuntos pendientes de resolución, en muchos casos hay que añadir «las correspondientes ejecuciones, oposiciones a las mismas, piezas de liquidación de intereses, tasación de costas, impugnación de honorarios, recursos... y la tramitación, en su caso, por parte del Juzgado de los correspondientes recursos de apelación».

El 82% a favor del usuario. Entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año, el Juzgado ha registrado 876 demandas de cláusulas abusivas y ha resuelto 783.
Respecto a cuántas han sido favorables para el usuario, el titular del Juzgado de Primera Instancia e  Instrucción número 3 de Ciudad  Real indica que desde la asunción de la competencia, 31 de diciembre de 2017, 4.973 han sido estimatorias, es decir, se ha dado la razón al usuario, el 82,5 por ciento.

Las desestimadas en estos tres años y medio han sido 1.050, un 17,5 por ciento. El objetivo es sacar adelante las numerosas demandas, aún pendientes en la provincia, relativas a estas cláusulas abusivas.

El refuerzo con el que ha contado el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Ciudad Real ha sido importante para reducir la pendencia, los asuntos en tramitación, y hacer frente al gran volumen de demandas de cláusulas suelo recibidas. Pero ya no tienen esta medida de refuerzo.