scorecardresearch

Cielos de calidad para un turismo sostenible y rentable

La Tribuna de Ciudad Real
-

Castilla-La Mancha cuenta con dos zonas certificadas como destinos Starlight, ideales para observar las estrellas: los parques naturales de la Serranía de Cuenca y del Valle de Alcudia y Sierra Madrona

Cielos de calidad para un turismo sostenible y rentable

Castilla-La Mancha cuenta con dos zonas certificadas como destinos Starlight, ideales para observar las estrellas: los parques naturales de la Serranía de Cuenca y del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, en la provincia de Ciudad Real. Starlight es una certificación de la Fundación Starlight que acredita aquellos espacios que poseen una excelente calidad de cielo y que representan un ejemplo de protección y conservación. Reconoce escenarios que incorporan la observación del firmamento como parte de su patrimonio natural, paisajístico, cultural o científico y fomentan, a su vez, el denominado ‘Turismo de las Estrellas’.

Entre los dos parques naturales, Castilla-La Mancha cuenta en la actualidad con 27 municipios con certificación. Integrados en la Serranía de Cuenca, primer destino Starlight de la región, se encuentran Tragacete, Las Majadas, Cuenca, Uña, Huélamo, Vega del Codorno, Sotorribas (Collados, Pajares, Ribagorda, Ribatajada, Ribatajadilla, Sotos, Torrecilla y Villaseca, Zarzuela), Villalba de la Sierra, Poyatos, Arcos de la Sierra, Portilla, Fuertescusa, Fresneda Sierra, Castillejo-Sierra, Mariana, Beamud y Valdemeca. Dentro del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona se encuentran Brazatortas, Almodóvar del Campo, Cabezarrubias del Puerto, Hinojosas de Calatrava, Mestanza, Fuencaliente, Solana del Pino, San Lorenzo de Calatrava y El Hoyo.

El ‘Destino Turístico Starlight’ es un tipo de certificación para lugares que han aprobado una exhaustiva auditoría astronómica sobre la calidad del cielo y los medios para garantizar su protección. La excelencia del cielo, de manera resumida, viene determinada por cuatro parámetros: disponer de cielos oscuros poco afectados por la contaminación lumínica; condiciones atmosféricas que permitan alcanzar en la observación del firmamento un alto grado de nitidez; que la atmósfera disponga de una transparencia adecuada; y un porcentaje adecuado de noches despejadas a lo largo del año.

A esto se une otra evaluación turística y de compromiso de destino: los municipios incluidos deben acreditar las adecuadas infraestructuras y actividades relacionadas con la oferta turística (el alojamiento, los medios de observación disponibles al servicio de los visitantes, la formación del personal encargado de la interpretación astronómica, etc.) y su integración en la naturaleza nocturna. De esta forma, la certificación como ‘Destino Turístico Starlight’ permite, por primera vez, aunar la ciencia y el turismo, basando en la astronomía y la visión del firmamento esta nueva forma de viajar.

próximo destino. Hace unos años, el Gobierno de Castilla-La Mancha hizo una apuesta fuerte por el astroturismo, que cuenta con su propia web (www.astroturismoclm.com), y la mantiene en la actualidad. Tal es así que el departamento que dirige Patricia Franco está impulsando el proyecto para obtener la certificación de ‘Destino Starlight’ para el cielo de 161 municipios de la provincia de Guadalajara, aglutinando la práctica totalidad de las comarcas de la Sierra Norte y el Señorío de Molina-Alto Tajo, para su calificación como uno de los lugares con mejores condiciones para la observación astronómica del mundo. Ya se han realizado las mediciones del cielo para certificar esa calidad para su inclusión en la red de destinos Starlight con la máxima calificación, una certificación que podría llegar en la segunda mitad de este año.

El astroturismo es una modalidad de turismo sostenible y responsable que combina la observación del cielo nocturno, la divulgación y actividades de ocio relacionadas con la astronomía. Pero también es un recurso para potenciar territorios con menos posibilidades que ven en el turismo de estrellas una excelente oportunidad de incrementar visitantes de calidad, de un impulsar un desarrollo socioeconómico sostenible. Entre sus ventajas se encuentra el hecho de que consigue ampliar la pernoctación, la desestacionalización (cielo las 24 horas y los 365 días del año y la descentralización de la oferta.