scorecardresearch

Garzón vuelve a atacar a la ganadería sin ningún fundamento

SPC-Agencias
-

«España exporta carne de mala calidad de animales maltratados». El sector se le ha echado encima y su propio Gobierno le ha desautorizado

Garzón vuelve a atacar a la ganadería sin ningún fundamento

La normativa de la Unión Europea que regula la ganadería es la más estricta del mundo en lo que se refiere a bienestar animal, a tratamiento de residuos, a sanidad alimentaria, a emisiones de gases, a gasto de recursos... Y los ganaderos españoles se autorregulan de manera más severa en muchos aspectos. Es decir, producimos la carne que menos contamina, la que menos agua consume, la proveniente de los animales mejor tratados, la más limpia y sana. Y prueba de ello es que somos una superpotencia en exportaciones a otros países que han sabido apreciar el buen hacer de nuestros ganaderos.

Pero, lamentablemente, nuestro ministro de Consumo no conoce o no quiere conocer esta realidad. De nuevo ha realizado unas declaraciones que no dejan en el buen lugar que le corresponde a nuestro sector ganadero. Concretamente ha dicho esto en una entrevista con The Guardian: «Encuentran un pueblo en la España vaciada e instalan 4.000, 5.000 o 10.000 cabezas de ganado. Contaminan el suelo, el agua, y exportan esa carne de animales maltratados». ¿Ignorancia? ¿Ideología? Sería bueno saber dónde ha visto el ministro una explotación con ese número de cabezas de ganado en España.

Evidentemente, el sector ha saltado como un resorte ante tamaño despropósito. UPA ha respondido a Garzón de forma tajante: «En España no hay animales maltratados, señor ministro». La organización ha exigido una «rectificación o dimisión» por unas palabras «basadas en falsedades, torpes, miopes y que pueden tener nefastos efectos en las exportaciones españolas de productos cárnicos». E incluso le han invitado a visitar distintas granjas para que compruebe cómo trabajan los ganaderos españoles.

ASAJA también ha pedido la dimisión del ministro. La organización agraria ha lamentado que sea otro capítulo más de la «actitud de sectarismo» de Garzón y no comprende cómo desde la Presidencia del Gobierno se puede mantener un Ministerio que está «continuamente atacando a un importante sector como el agroganadero, y por lo tanto a los intereses de España».

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta de Castilla y León, una de las comunidades más potentes en el sector de la ganadería, ha declarado a Onda Cero que «el ministro de Consumo tiene que rectificar ya o dimitir». Y que si esto no ocurre, tendrá que ser el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, quien la haga rectificar o dimitir. «No lo vamos a admitir. Nos tendrán enfrente en la defensa de los hombres y las mujeres del campo», ha escrito Mañueco en su cuenta personal de Twitter. Pablo casado, presidente del PP, ha respaldado a Mañueco y, también en su cuenta de Twitter, ha dejado claro que «es inaceptable que el Gobierno diga a la prensa extranjera que España exporta carne de mala calidad de animales maltratados».

La Asociación Empresarial Cárnica (ANAFRIC) ha considerado «una infamia y una burla» las declaraciones de Garzón, que muestran una «absoluto desconocimiento del sector». Añaden que «nos vamos a reservar el derecho de emprender acciones judiciales si no hay rectificación».

Y es que Garzón va de charco en charco, pero esta vez ya le han desautorizado incluso quienes deberían respaldarle. La ministra de Educación, Pilar Alegría, ha querido dejar claro en Onda Cero que el ministro de Izquierda Unida ha dicho lo que ha dicho a The Guardian «a título personal» y que sus palabras no representan «la posición del Gobierno», a pesar de que esa entrevista se ha realizado por el hecho de llevar la cartera de Consumo y pertenecer al Gobierno. Javier Lambán, del PSOE y presidente de Aragón, ha apuntillado que mantener a Garzón en el puesto «es un insulto a la inteligencia».