El bus urbano se anota una nueva subida de 66.000 viajeros

M. Lillo
-

El servicio cierra el ejercicio 2019 rozando los dos millones de viajeros y el equipo de Gobierno celebra el aumento de más de 250.000 usuarios desde el año 2015

El bus urbano se anota una nueva subida de 66.000 viajeros - Foto: Tomás Fernández de Moya


Año tras año, al autobús urbano se van subiendo cada vez más viajeros. Durante 2019, el servicio de transporte colectivo se anotó una nueva subida del número de usuarios. En concreto, registró un total de 1.989.421 viajeros a lo largo de todo el ejercicio, lo que supone 66.192 usuarios más que en el año 2018, según los datos facilitados a este diario por el Ayuntamiento de Ciudad Real.
Esta nueva subida se suma a la que se viene registrando desde el año 2015. Desde entonces este servicio ha crecido en 251.711 viajeros y de ahí que el equipo de Gobierno de Pilar Zamora saque pecho de esta evolución al alza.
El concejal de Movilidad, David Serrano, afirmó que este incremento es consecuencia de las distintas medidas que han ido adoptando a lo largo de los últimos cinco años para potenciar el uso de este medio de transporte, de manera que «está dando sus frutos» y por eso expresan su «satisfacción».  Serrano recordó que empezaron en 2015 con la implantación de nuevos bonos de transporte económicos. Prosiguieron con la ampliación de la cobertura de los itinerarios a puntos de la ciudad donde anteriormente no llegaba este servicio, como era a el caso de la zona del hospital, del mismo modo que siguieron con campañas informativas, la aplicación Moovit o también dotando a los autobuses de mayor accesibilidad.
En concreto, durante el año pasado se adoptaron dos nuevas medidas: la compra de tres autobuses propulsados a gas, para impulsar un transporte público cada vez más sostenible, y la puesta en funcionamiento en septiembre de la línea 3 los sábados por la mañana, para dar servicio a la zona de Puerta de Toledo en dicha jornada.
De esta forma, todas las líneas han ganado usuarios en el último año a excepción de la 4 y de la 5. La primera baja ligeramente debido principalmente al descenso que se ha registrado de abril a agosto, incluido por tanto el periodo vacacional de verano, señaló el edil del área.
La línea 1, la que realiza el trayecto circular en un sentido y otro de la ciudad, es la que cuenta tradicionalmente con mayor demanda y así siguió siendo en 2019 al contabilizar 759.647 usuarios. Le sigue la línea 2, con 681.730; la 3, con 383.818 y la 4, con 152.895. Además se tienen en cuenta los datos de la línea 5, que presta servicio al AVE los fines de semana, y los autobuses que se habilitan para servicios especiales, en concreto la Feria de Abril, Alarcos y la feria de agosto de la capital. «Se están tomando medidas para fomentar su uso y está dando sus frutos», subrayó el edil de Movilidad, quién se reconoció también que aunque es un servicio que arroja tradicionalmente un déficit de unos dos millones de euros «se asume» al ser un servicio público que están obligados a prestar los municipios de más de 50.000 habitantes y que «al menos cada vez se utiliza más».