Casi tres de cada cuatro egresados encuentra un empleo

C. de la Cruz
-

El informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo sitúa la tasa de afiliación de la UCLM en el 72,5% en un periodo de 5 años

Zona del Rectorado de la UCLM en el Campus de Ciudad Real - Foto: Tomás Fernández de Moya

Casi tres de cada cuatro alumnos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) encontraron trabajo en los cinco años posteriores a la finalización de sus estudios. Así se desprende del informe ‘Las universidades españolas. Una perspectiva autonómica 2019’ que ha publicado la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), que señala de manera concreta que el 72,5 por ciento de los egresados en el curso 2013-2014 estaban en situación de alta laboral en la Seguridad Social en 2018.
Esta tasa de afiliación coloca a la institución académica regional ligeramente por encima de la media nacional, 0,2 puntos porcentuales más, y la sitúa en la posición 42 de las 82 universidades analizadas en el estudio.
Entre otros parámetros también se muestra cómo los hombres presentan una mayor inserción laboral, con una diferencia de 3,1 puntos respecto a las mujeres; una diferencia entre géneros que se ve enormemente acentuada en el caso de los empleos a tiempo completo: una tasa de afiliación del 83,5 por ciento para los hombres y del 68,8 por ciento para mujeres. Donde no hay desigualdades es en la base de cotización media, con una media anual para ambos sexos que se sitúa en 25.023 euros: el puesto 50 dentro del ranking elaborado por la Fundación Conocimiento y Desarrollo para los egresados de Grado.
La UCLM se sitúa en un término medio en el campo de la inserción laboral, con los extremos en las universidades de las comunidades de Navarra, País Vasco, Madrid y La Rioja en la parte de arriba y Andalucía, Extremadura y Murcia con los valores más negativos.
En todo caso, la CYD incide en que los parámetros de la inserción laboral no son muy positivos para los egresados castellano-manchegos, ya que tienen la tasa más baja de contratación indefinida (39,5 por ciento) y son los cuartos con menor porcentaje trabajando a tiempo completo (74,2 por ciento). Es más, el informe sitúa a Castilla-La Mancha como la comunidad autónoma en la que más aumentó porcentualmente el número de parados graduados superiores durante la crisis 2007-2013 y la cuarta con un menor descenso en la recuperación 2013-2018. Castilla-La Mancha es, en este sentido, la segunda región de España con un menor porcentaje de titulados en enseñanza terciaria entre la población de 25 a 64 años.
La tasa de afiliación en el caso de los másteres oficiales se sitúa en la UCLM en el 69,5 por ciento: un 71 por ciento en el caso de los hombres y un 67,8 por ciento en el de las mujeres. El porcentaje es aún peor, de acuerdo a los datos de la CYD, en el caso de la contratación indefinida: un 36 por ciento que coloca a la UCLM en la posición número 64 del ranking de universidades españolas.
La base de cotización mejora frente a los egresados de grado y ciclos, 898 euros más que sitúan la media anual en 26.502 euros.