Suspenden 5 asambleas tras la anulación de la Junta Electol

La Tribuna
-
La Junta Electoral prohíbe una asamblea vecinal

El equipo de Gobierno «acata» la decisión a instancia de una denuncia del PP sobre un acto que iba a hacer balance de lo hecho en el Perchel y proyectos de futuro

Que «deje sin efecto» la convocatoria para la celebración de la asamblea vecinal abierta, prevista para ayer, a las 20 horas en el antiguo casino de Ciudad Real. Ese fue el requerimiento que realizó este miércoles la presidenta de la Junta Electoral de Zona de Ciudad Real a la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, tras recibir una denuncia del PP relativa «a determinadas incidencias en cuanto a la celebración» de ese encuentro vecinal en el que se iba a realizar un balance de lo hecho en el barrio del Perchel «y presentaremos los objetivos a alcanzar en el siguiente ejercicio».
El equipo de Gobierno informó a este diario que la asamblea, correspondiente el barrio del Perchel, no se iba a celebrar y que se «acataba» la decisión de la Junta Electoral de Zona que afectará al resto de encuentros que tenía programado el equipo de Zamora con vecinos de Las Casas, Camino Viejo de Alarcos, La Granja y El Torreón, según fuentes del Ayuntamiento.  
La Junta Electoral da la razón a los populares sobre la limitación de este tipo de actos una vez que se ha realizado la convocatoria de las elecciones generales. De hecho, en el escrito al que ha tenido acceso La Tribuna se apunta a la instrucción que ha realizado la Junta Electoral Central sobre las «consecuencias de la simultaniedad» en la celebración de las elecciones generales y las locales, autonómicas y europeas en apenas un mes, en lo que se refiere a la regulación de la campaña electoral. Así, se dispone que se impide que «desde la convocatoria de unas elecciones y hasta la celebración de las mismas los poderes públicos puedan organizar o financiar, directa o indirectamente, actos que contengan alusiones a la realizaciones o a los logros obtenidos, que utilicen imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas en sus propias campañas por alguna de las entidades políticas concurrentes a las elecciones», lo que resulta «aplicable a todos los poderes públicos y durante el periodo electoral de ambos procesos».
Así, en la medida en que la convocatoria de las elecciones de mayo se va a producir antes del día de la votación de las elecciones generales de abril «y que en consecuencia va a comenzar un nuevo periodo electoral antes de haber concluido el anterior, desde la convocatoria de elecciones al Congreso de los Diputados y al Senado y hasta la celebración de las elecciones locales, autonómicas y europeas», se especifica que «ningún poder público -sea de naturaleza estatal, autonómico o local- podrá realizar actos o campañas de esta índole».