Piden dejar de «hacer puerta» ante las sedes judiciales

Pilar Muñoz
-

Abogados y procuradores de los colegios de Ciudad Real y Valdepeñas instan a eliminar las medidas que restringen o limitan el acceso de estos profesionales a las sedes judiciales

Piden dejar de «hacer puerta» ante las sedes judiciales - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los presidentes del Colegio de Abogados de Ciudad Real y de los colegios de procuradores de la capital y de Valdepeñas han dirigido un escrito a los responsables de la Administración de Justicia en Ciudad Real y Castilla-La Mancha en el que demandan un trato «digno» a sus asociados y la adopción de medidas que favorezcan su labor diaria en las sedes judiciales, que se ha visto gravemente afectada por las disposiciones adoptadas a consecuencia de la pandemia de COVID-19.
Abogados, procuradores, peritos y testigos han dejado de hacer pasillos para hacer puerta en los Juzgados de la Plaza del Trillo de Ciudad Real, como informó hace un mes este diario. La crisis sanitaria por el coronavirus ha impuesto una nueva realidad a nuestra vida cotidiana, a la que no es ajena la Administración de Justicia. De este modo, los pasillos de la planta baja del edificio de los Juzgados, donde se encuentran las salas de vista, eran hasta marzo un hervidero de abogados, procuradores, peritos, testigos, acusados, demandantes. Ahora todos ellos han de aguardar en la puerta del edificio hasta que el agente judicial les llama de viva voz para que accedan al interior, donde tienen el juicio.
Ante esta situación, los abogados y procuradores de  Ciudad Real y Valdepeñas han remitido a los responsables de la Justicia un escrito, al que ha tenido acceso este diario, en el que demandan varias medidas tras considerar que «urge» superar la situación generada por la pandemia y «facilitar el trabajo» a los profesionales de la Justicia.  Así las cosas, instan al estamento judicial a eliminar las medidas y los acuerdos que restringen o limitan el acceso de los abogados y procuradores a las sedes judiciales. Del mismo modo, solicitan habilitar espacios específicos dentro de los edificios judiciales para los profesionales que colaboran en la Administración de Justicia. También piden que se establezca un canal de comunicación con los letrados y procuradores (llamada o aviso al teléfono móvil) previa a la celebración de las vistas y, de este modo, evitar el llamamiento a voces en las puertas de los juzgados. A juicio de estos profesionales de la Justicia, «la espera en la puerta de los juzgados para la celebración de vistas orales atenta gravemente contra la dignidad de los abogados y procuradores», quienes «ostentan el derecho de defensa y la representación con rango constitucional y con una protección especial al encuadrarse entre los derechos fundamentales recogidos en el articulado de la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial», subrayan. 
Igualmente consideran que debe tenerse en cuenta el acuerdo del presidente del Tribunal Superior Justicia de Castilla-La Mancha y de la comisión de seguimiento para la garantía del servicio judicial ante la situación de emergencia sanitaria por el COVID-19.

Por otro lado, rechazan  el sistema de cita previa en los juzgados para los profesionales de la Justicia, sin perjuicio de que se habiliten  canales de comunicación telemáticos complementarios que faciliten las consultas jurídicas que no requieran presencia física. 
La dispensa del uso de la toga no implica la prohibición del uso de la misma, sino que constituye una facultad del letrado y procurador, no debiendo quedar a criterio del juzgado la atribución de este derecho. 
En definitiva,  pretenden que se promueva una comunicación fluida y rápida entre los diferentes operadores judídicos y que se fomente el desarrollo de un criterio unánime entre los titulares de los juzgados que reduzca el "desconcierto" y la "incertidumbre actual", concluyen.