scorecardresearch

El curso del COVID disparó los aprobados

Hilario L. Muñoz
-

Los datos del Ministerio señalan que los estudiantes que pasaron con el curso sin suspensos superó el 80 por ciento, diez puntos más que los años previos

El curso del COVID disparó los aprobados - Foto: Rueda Villaverde

El pasado 2020 todo se paralizó en marzo, con el coronavirus y el confinamiento. De la noche a la mañana hubo que reinventarse en todo, con los estudiantes dando clases desde casa. Hubo dos trimestres de normalidad, sobre todo en ESO y Bachillerato, donde la evaluación del segundo trimestre estaba prácticamente hecha en marzo, pero el tercero, se decidió levantar la mano y eso se nota con la cifra de aprobadas, que la pasada semana hizo pública el Ministerio de Educación. 

Los estudiantes que en el 19/20 pasaron de curso con todo aprobado superaron el 80 por ciento, se aproxima incluso al 90 en etapas como Bachillerato. Se trata de un dato que implica 10 puntos más que la media de los últimos años. Por ejemplo, solo 652 estudiantes acabaron cuarto de ESO con suspensos, un 15 por ciento de los matriculados, cuando en los años previos el dato superaba el millar y el 30 por ciento. 

«Hay que tener en cuenta que es el curso de la pandemia y se promocionó de forma más benevolente», explicó la presidenta provincial de ANPE, Mónica Sánchez de la Nieta, quien señaló que se trata de «una excepcionalidad que es lógica porque todo el mundo se vio afectado». En este sentido, apuntó que, en aquellos primeros meses de la pandemia, los centros «no estaban preparados para lo que pasaba» y se evitó que se penalizara a los estudiantes que, por ejemplo, no tenían las herramientas digitales en su casa.

La idea fue que en el inicio del siguiente curso, el 20/21, se hicieran repasos en el primer trimestre, con el desarrollo de programas de refuerzo de los conocimientos que no se habían impartido por el COVID. Con todo, «no se puede recuperar de la noche al día» y el año pasado se flexibilizó también, por lo que cuando se sepan los resultados del 20/21, los resultados serán parecidos. 

El problema tras esta situación es que hay un intento de que se mantenga el tiempo esta excepcionalidad. «Esas medidas que están implantando desde el Ministerio no van a reducir el problema que tenemos de fracaso escolar, lo va a agravar y vamos a tener alumnos con mayor déficit de aprendizaje», dijo De la Nieta, recordando la posibilidad de pasar de cursos con uno o dos suspensos. 

Desde el sindicato señalaron que el problema se encuentra en la motivación de los alumnos, cada vez menor por la desaparición de las pruebas de carácter extraordinario y la posibilidad de pasar con suspensos, lo que implica que traigan competencias del curso anterior sin aprender. «Vamos a tener adultos no formados para competir e incorporarse al mercado laboral» y que además van a tener que afrontar un mercado más amplio con otros estudiantes europeos. Para De la Nieta es necesario ayudar a estudiantes «descolgados y con carencias», para lo que es necesario «bajar ratios y contratar más profesorado». De este modo «no habrá necesidad de adoptar medidas extraordinarias».