scorecardresearch

La Diputación recuerda a Miguel Ángel Blanco

Ana Pobes
-

El presidente de la Institución provincial, José Manuel Caballero, recuerda a todos los hombres y mujeres que "injustamente y vilmente fueron víctimas de la banda terrorista ETA" y lanza un mensaje de solidaridad a todas sus familias

La Diputación recuerda a Miguel Ángel Blanco

Personal y diputados de la Institución provincial, encabezados por el presidente, José Manuel Caballero, han guardado hoy cinco minutos de silencio frente al Palacio Provincial atendiendo a la propuesta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) "en homenaje y reconocimiento a todas las víctimas del terrorismo" coincidiendo con el 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, edil en Ermua (Vizcaya) por el Partido Popular asesinado por la banda terrorista ETA en 1997. 

Tras la concentración, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, en declaraciones a los medios de comunicación, manifestó que este simbólico acto se realiza en recuerdo a todos los hombres que "injustamente y vilmente fueron víctimas de la banda terrorista ETA" y quizo lanzar un mensaje de solidaridad a todos sus familias. Un acto, dijo, con el que "nos reafirmarnos como sociedad democrática que nunca admite cualquier muestra de violencia y demuestra que repudiamos a los territoristas. Tenemos un claro compromiso con la paz y la democracia", sentenció. 

Junto a él, parte de su equipo de Gobierno y el delegado provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Francisco Pérez Alonso, quien se sumó a las palabras de Caballero y reconoció que el asesinato a Miguel Ángel Blanco fue "un punto de inflexión tanto en la percepción que la sociedad tenía del terrorismo como la respuesta que la ciudadanía dio en ese escabroso momento". Desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, subrayó, estamos y seguiremos estando al lado de las víctimas y recordó que ayer se aprobó en Consejo de Gobierno el proyecto de ley de Reconocimiento y Reparación a las víctimas del terrorismo para "dignificar de una forma legal a esas casi 300 personas reconocidas de Castilla-La Mancha".