La diferencia de precios entre gasolina y diésel se reduce

I. Ballestero
-
La diferencia de precios entre gasolina y diésel se reduce - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La gasolina se abarató un 2,6 por ciento en 2018 mientras que el gasóleo encadenó su tercer año de subida en medio del debate sobre su equiparación

La gasolina y el gasóleo caminaron en direcciones contrarias a lo largo del año 2018, y esas trayectorias discordantes provocaron que al cierre del ejercicio la diferencia de precio entre uno y otro combustible se redujera a poco más de cinco céntimos de media, la diferencia más baja en los últimos cuatro años. Esa tendencia cobra especial relevancia en el contexto actual, ya que sobre el diésel planea la intención del Ejecutivo central de recurrir a la vía impositiva para lograr una equiparación de precio que, sin llegar a producirse, ya ha cristalizado en un profundo cambio de tendencia en la compra de nuevos vehículos. Allí donde el cliente prefería diésel, y vistas las nubes del horizonte del gasóleo, el año pasado se impuso la gasolina. 
Según los datos que ofrece el Ministerio para la Transición Ecológica a través del geoportal de gasolineras, a los que ha tenido acceso este diario, el precio medio del diésel en la provincia de Ciudad Real al término del año fue de 1,146 euros por litro, mientras que el de la gasolina fue de 1,197 euros por litro. Ese precio supone que la gasolina, a lo largo del año pasado, se abarató un 2,68 por ciento con respecto al precio que marcó en el mes de diciembre de 2017 (1,230 euros por litro) mientras que el gasóleo recorría el camino del ejercicio en dirección contraria, y crecía un punto con respecto a su coste medio de diciembre del año anterior (1,134). Así, y después de esas tendencias, al cierre del año llenar el depósito medio (55 litros)de un coche de gasolina costaba 65,83 euros, mientras que hacer lo propio con el mismo depósito de un coche diésel tenía un coste de 63,03 euros, 2,8 euros menos. Los cálculos del Ministerio para la Transición Ecológica apuntan a que el nuevo impuesto con el que se pretende gravar el diésel tendría un coste medio de 3,3 euros al mes para los conductores de estos vehículos. 
La distancia entre el diésel y la gasolina no era tan cercana desde el año 2014, cuando era de poco más de cuatro céntimos (1,201 el precio medio de la gasolina al cierre del año y 1,160 el del gasóleo), y desde entonces el comportamiento del coste de ambos combustibles ha tenido poco que ver. El de la gasolina ha sido más ‘errático’ alternando descensos sostenidos en varios ejercicios con fuertes subidas, mientras que el del gasóleo, después de dos años de grandes abaratamientos (los años 2014 y 2015), ha ido siempre al alza. En 2016 creció un 11 por ciento, y en los dos años siguientes, 2017 y 2018 lo hizo siempre por encima del punto porcentual. 
Su comportamiento interanual fue diferente, pero en general el año pasado el combustible se abarató en la provincia a lo largo del año. De hecho, la gasolina cerró el ejercicio un 4 por ciento por debajo de su coste medio en enero (1,248), y el gasóleo un 1,03 por ciento (1,158).