scorecardresearch

La fibra óptica duplica sus cifras en dos años

Hilario L. Muñoz
-

El COVID impulsa el crecimiento de la banda ancha y deja más móviles que ciudadrealeños mayores de 16 años

La fibra óptica duplica sus cifras en dos años - Foto: Rueda Villaverde

La fibra óptica se ha convertido en una parte más de los hogares y negocios de la provincia de Ciudad Real en apenas cinco años. La fibra hasta el domicilio, el conocido como FTTH, se ha impuesto al resto de tecnologías. Se trata de un incremento exponencial de la fibra, que de 2015 hasta 2020 ha pasado de 7.675 hogares con FTTH instalado a 97.986. La cifra se ha duplicado en solo dos años y es que en 2018 había 50.613 líneas y en 2019 eran 74.522.

La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha publicado las cifras provinciales de contratos de nuevas tecnologías del 2020, un año clave en el desarrollo tecnológico de la provincia debido al COVID y que la mayoría de la gente acabara con el trabajo en el hogar. De hecho, el año pasado el número de instalaciones de banda ancha aumentó en 6.000 nuevas, la mayor cifra en seis años, lo que muestra el impulso al internet de alta velocidad en espacios que hasta antes no lo tenía. En total hay 136.320 hogares con acceso a internet por cable, incluyendo además de la fibra, el ADSL, el internet primigenio con una velocidad máxima de descarga de hasta 30 megabits por segundo; y el HFC, la fibra que llega a un entorno residencial y se reparte entre los demás hogares, lo que también reduce la velocidad real.

De las tres solo suben el FTTH, esa fibra óptica hasta el propio domicilio, con 23.464 más, mientras que el HFC y el ADSL han tenido una de sus mayores caídas. Los datos muestran que la pandemia y el confinamiento han hecho que muchos se replantearan la conexión a internet de su domicilio, ya que la velocidad fue una de las claves para el éxito del teletrabajo y que se frenara la primera ola.

La pandemia además trajo otros cambios en el consumo de tecnología en la provincia, con casi 9.000 líneas de telefonía móvil más. El dato implica que hay 425.517 teléfonos de contrato, según los datos de la CNMC, lo que equivale a que el 86,1 por ciento de la población de la provincia tiene móvil. La cifra es aún más clara si se quita de la ecuación la población menor de 16 años y es que hay más móviles que ciudadrealeños que hayan superado esa edad.  Se trata de la primera vez que ocurre este fenómeno, si se toma como referencia que a 1 de enero de 2021 había 418.657 personas con más de 16 años en la provincia.

El ascenso de la telefonía móvil deja a la telefonía fija en el camino inverso, con solo 155.378 instalados. En el año 2019 había 3.000 más que se perdieron en el año del coronavirus, pese a la necesidad de comunicarse o el tiempo pasado en el domicilio. Si se observa la última década Ciudad Real ha perdido un 13 por ciento de sus teléfonos fijos, en 2010 había 179.921.

Esta situación también se está dando en la televisión de pago, donde las plataformas de streaming han provocado una caída en la instalación de televisión por cable en los hogares. Actualmente, hay 49.562 abogados, 800 menos que el año anterior. En este caso, el coronavirus sí que parece haber tenido cierto efecto amortiguador, tras un 2019 en el que parecía que la televisión de pago se encaminaba a un descenso rápido, con más de un millar de abonados perdidos respecto a 2018.