Vuelve a Manzanares las actividades deportivas al aire libre

LT
-

Adaptadas a las normas y circunstancias sanitarias actuales, las clases de spinning, zumba, aeróbic y pilates han arrancado con 150 participantes

Vuelve a Manzanares las actividades deportivas al aire libre

Una vez adaptadas las actividades a la nueva normalidad y las medidas higiénicas y de prevención que marcan las autoridades sanitarias, el Ayuntamiento de Manzanares ha arrancado las actividades deportivas municipales de los meses de verano. Durante julio y agosto se van a impartir ciclo, aeróbic, zumba y pilates al aire libre. La respuesta ciudadana ha sido muy positiva, «se han superado las 150 personas inscritas», señala el concejal de Deportes, Manuel José Palacios.
El aforo en todas las clases colectivas se ha reducido para evitar aglomeraciones, pero hay turnos suficientes para poder atender toda la demanda, «todo lo que sea poder dar respuesta a los ciudadanos que quieran hacer deporte en estas circunstancias, desde el área de Deportes daremos respuesta con acciones». Tanto es así, que primando la seguridad y la sanidad, se continuará con la misma dinámica en agosto, «se ha apostado por actividades con las que estamos seguros que se pueden cumplir las medidas».
Según Esther Nieto-Márquez, monitora de pilates y ciclo, la temporada se ha reanudado muy diferente a lo habitual pero con el alumnado «concienciado, con ganas de hacer deporte y mucha precaución». La entrada y salida a las instalaciones se hace de manera obligatoria con mascarilla, y hay instalados dispensadores de gel hidroalcohólico para su uso en cada clase, «toda precaución se agradece». Los deportistas el primer día mostraron cierto desconcierto por cómo se iba a suceder todo, sin embargo, rápidamente ha cambiado la actitud, «vienen confiados, no hay miedo» asegura Nieto-Márquez. En el caso de las clases de spinning, las bicicletas están a más de metro y medio de distancia unas de otras, y se desinfectan antes y después de cada uso, «en pilates cada uno trae su material, y en general no hay contacto».
La experiencia, pese a la crisis sanitaria, está resultando positiva para los participantes, «estamos bastante mejor al aire libre que en el interior», indicó la responsable municipal.