scorecardresearch

Un incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la Esperanza

Hilario L. Muñoz
-

La Policía Nacional da por concluida la investigación en la que se han producido 13 detenciones en Ciudad Real y Jaén, se han requisado armas y cortas y largas y que mantiene a seis personas en prisión preventiva por estos hechos

La Policía Nacional ha dado por finalizada la investigación que comenzó el pasado año, el 3 de mayo, tras el tiroteo ocurrido en el barrio de la Esperanza. El suceso que terminó con la vida de Ramón Torres, de 47 años, supuestamente se produjo por un supuesto incidente de tráfico en el barrio. Según ha detallado en rueda de prensa Francisco Calzada, jefe de la brigada de la Policía Judicial, el posible móvil del enfrentamiento ocurrió el día de antes de los hechos, el 2 de mayo, cuando hubo un requerimiento verbal al pasar un miembro de una de las familias enfrentadas a alta velocidad con su vehículo por una calle del barrio. "Casi se produce un atropello" y eso hizo que se produjera "un enfrentamiento verbal con amenazas, quedando emplazados al día siguiente". Cuando fueron a hablar presuntamente se produjo el tiroteo al derivar la discusión en un enfrentamiento armado. 

En la investigación se ha detenido a 13 personas, entre ellos, el supuesto autor material del crimen, un varón de 43 años y que fue detenido en la mañana del 4 de mayo. Él es uno de los seis detenidos que aún sigue en prisión preventiva, señalaron. En las pruebas que se han efectuado para las detenciones se encuentran trabajos de laboratorio, de ADN, ya que ha sido una compleja investigación policial con numerosas pesquisas en Ciudad Real y también en Jaén, donde huyeron algunas de las familias implicadas. Los detenidos serán acusados de los delitos de homicidio, tenencia de armas, allanamiento de morada, encubrimiento y desórdenes públicos. "La mayor parte tenían antecedentes penales previos y todos eran considerados individuos peligrosos porque portaban o tenían armas de fuego", explicó la subdelegada del Gobierno, María Ángeles Herreros, quien acompañada por Manuel Domínguez, comisario accidental de la Comisaría de Ciudad Real, y Dionisio Cañas, jefe de la brigada de Seguridad Ciudadana, explicaron los detalles de cómo se ha ido realizando esta investigación policial.

Herreros explicó que los trabajos policiales comenzaron el 3 de mayo de 2021 con el cerco del barrio del Pilar, tras unos hechos "que no es habitual que ocurran" en Ciudad Real, dijo Herreros, como era "un intenso tiroteo" entre dos viviendas de la calle Virgen de la Carrasca. Ese nombre se ha llamado la operación, Carrasca, durante este año. "En esos primeros momentos fruto de esa actuación policial, los agentes de Policía Nacional detuvieron a seis varones ocultos en el interior de una vivienda e intervinieron tres armas de fuego largas", dijo la subdelegada. Al mismo tiempo, la Policía Local interceptó un vehículo fugado y detuvieron al conductor con dos armas de fuego cortas.

Un incidente de tráfico provocó el tiroteo del pasado añoUn incidente de tráfico provocó el tiroteo del pasado año - Foto: Rueda Villaverde

El objetivo fue dar luz a ese enfrentamiento armado entre dos familias e "ir demostrando la implicación de cada imputado en esa serie de infracciones penales". Mientras, se realizaron siete entradas y registros en Ciudad Real y Jaén, ya que las pesquisas policiales determinaron que parte de los familiares habían ocultado determinados efectos, "consideradas pruebas importantes", con armas de fuego que se llevaron fuera de la provincia, a Jaén.  En concreto, hubo una intervención del grupo de Operaciones Especiales y el despliegue de drones por el Servicio de Medios Aéreos de la Policía Nacional de Málaga que ayudo a la localización y detención de dos de los implicados que se habían ocultado en un pueblo de Jaén. 

A la vez, otra línea de investigación hizo una "una minuciosa e ingente investigación" para esclarecer otra serie de incidentes que se habían producido para dar con los autores de "los innumerables desperfectos ocurridos tras los disturbios en las barriadas" y que implicaron quema de coches y destrozo de viviendas. En este caso se detuvo a dos personas por desórdenes públicos y como presuntos autores de una serie de llamadas al 091 en las que informaban de que estaban ocurriendo "hechos falsos", lo que obligaban al desplazamiento de las patrullas a puntos alejados de donde estaban generando esos disturbios.

Herreros ha agradecido el trabajo de todos los efectivos de Policía Nacional que han participado, de la jueza del juzgado número 6 de Ciudad Real que ha permitido el trabajo y la Policía Local por su participación en cada uno de los momentos. También agradeció a Fomento su trabajo que evitó la ocupación y otras situaciones en las viviendas afectadas por el tiroteo. 

Un incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la EsperanzaUn incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la Esperanza - Foto: Rueda Villaverde

 

Más fotos:

Un incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la Esperanza
Un incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la Esperanza - Foto: Rueda Villaverde
Un incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la Esperanza
Un incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la Esperanza - Foto: Rueda Villaverde
Un incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la Esperanza
Un incidente de tráfico pudo causar el tiroteo de la Esperanza - Foto: Rueda Villaverde
Un incidente de tráfico provocó el tiroteo del pasado año
Un incidente de tráfico provocó el tiroteo del pasado año - Foto: Tomás Fernández de Moya