'Mapas de Memoria' localiza 51 fosas de represaliados

A. Criado
-
'Mapas de memoria' localiza 51 fosas de represaliados - Foto: Rueda Villaverde

El proyecto 'Mapas de memoria', impulsado por la UNED y la Diputación de Ciudad Real, ha cumplido otro de sus objetivos con la localización de 51 fosas de represaliados en la posguerra en diferentes municipios de la provincia

Las investigaciones y el trabajo de campo desarrollados en el marco del programa ‘Mapas de Memoria’, que comenzó hace aproximadamente dos años impulsado por la Diputación de Ciudad Real en colaboración con la UNED y el Centro Internacional de Estudios de Memoria de Derechos Humanos (Ciemedh), han permitido geolocalizar 51 fosas de represaliados en la dictadura franquista en la provincia. Los profesores Julián López, Jorge Moreno y María García y el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, explicaron que en estas fosas, localizadas en su mayoría en cementerios municipales, fueron enterradas 3.440 personas, de las que 60 eran mujeres y alrededor de un centenar, represaliados de otras provincias españolas. En el 16% de las mismas se podrían llevar a cabo exhumaciones, pero siempre que lo solicitaran las familias afectadas. José Manuel Caballero subrayó que toda la información recopilada por los investigadores se puede consultar en la página web mapasdememoria.com, «un portal para dignificar a las víctimas de la posguerra en la provincia». «Es un trabajo científico elaborado con el rigor que caracteriza al equipo, con la fortaleza de los datos y con la contundencia de las investigaciones», manifestó el presidente de la Institución provincial para remarcar que «va con la verdad por delante, ajeno a posiciones ideológicas», con el objetivo de «identificar los restos y dignificar la memoria y el sentimiento del los familiares de quienes perdieron la vida como consecuencia de actos violentos defendiendo la democracia y el Gobierno legítimo de la República». Señaló que tras cerrar con éxito las dos primeras fases, el programa ‘Mapas de Memoria’ centrará ahora su acción en abordar la dignificación de las fosas con una señalización que seguirá un protocolo de estilo y que también se dio ayer a conocer. Al encontrarse la mayoría en cementerios municipales, necesitarán la autorización previa de las distintas corporaciones locales. Y en el caso de Villanueva de los Infantes, al ser de titularidad religiosa, tendrán que llegar a un acuerdo con el Obispado de Ciudad Real. Caballero cerró su intervención resaltando que  las investigaciones que se vienen llevando a cabo en la provincia en materia de recuperación de la memoria histórica son «pioneras» en Castilla-La Mancha, una «referencia y modelo» para el resto de los territorios. Por su parte, el director del programa, el profesor Julián López, llamó la atención sobre la diferencia «abismal» entre los datos recabados en esta investigación y los que obran en poder del Ministerio de Justicia, en tanto en cuanto el número de represaliados casi se duplica (se ha cifrado en 3.939) y el número de fosas también es muy superior al oficial. «Son las sorpresas siempre desgraciadas que se suelen dar en este tipo de investigaciones», enfatizó. Aunque no se contempló en el proyecto inicial, López anunció que otra línea de trabajo a corto plazo será la incorporación al listado de los 200 ciudadrealeños que murieron en campos de concentración fuera de España. Avanzó, en este sentido, que se podría llevar a cabo el programa ya seguido en otros países basado en la estrategia simbólica de instalar adoquines informativos en los pueblos de origen de los asesinados o muertos por causa de la represión. Dijo que ya hay ayuntamientos que están interesados. Con respecto a la situación actual de las fosas, el profesor Julián López comentó que sólo dos están completamente exhumadas; en los últimos ocho o diez años, cinco se exhumaron parcialmente; 17 están removidas porque, a finales de los años 70 y comienzos de los 80, los familiares, con o sin ayuda de los respectivos ayuntamientos, intervinieron para llevarse los restos a enterramientos particulares; dos están bien señalizadas; en ocho no se ha actuado; y 17 están sin localizar, aunque se da la circunstancia de que únicamente afectan al uno por ciento del total de la víctimas. En otro orden de cosas, el profesor Jorge Moreno insistió en que el cómputo total a nivel nacional de ciudadrealeños muertos por la represión franquista asciende a 3.939, mientras que la profesora María García agregó que durante las investigaciones han constatado que al margen de las muertes de represaliados, se cometieron otras «muchas violaciones de los derechos humanos» relacionadas con la represión de posguerra sobre las que también están ya trabajando.

'Mapas de memoria' localiza 51 fosas de represaliados
'Mapas de memoria' localiza 51 fosas de represaliados