scorecardresearch

Enfado generalizado por la elección de Lanzarote como sede

Manuel Espadas
-

Bolaños, La Rioja y Beti-Onak expresan su contrariedad por la decisión de la Federación Española de llevarse la fase final por el ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola a las islas, con un elevado coste económico y fuera del alcance de sus aficiones

La afición del BM Bolaños no podrá acompañar a su equipo. - Foto: Rueda Villaverde

El Vino Doña Berenguela BM Bolaños disputará su tercera Fase Final de ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola en Lanzarote. Las berenguelas se estrenarán el viernes 20 de mayo contra La Rioja, el sábado 21 se medirán al Beti-Onak navarro y cerrarán el domingo 22 contra las organizadoras. Los dos primeros clasificados lograrán su objetivo.

La noticia de la elección de Arrecife como sede de esta Fase Final no agradó en absoluto ni al BM Bolaños ni a los otros dos equipos afectados, ya que era la peor opción posible para ellos, además por el alto coste económico que conllevará a los tres clubes trasladar el equipo a las islas, lo era sobre todo por la imposibilidad de que sus aficionados se puedan desplazar las islas.

«Estamos fastidiados y tristes. En lo económico ya buscaremos soluciones, pero es una pena que la afición no pueda estar con el equipo, porque la peña (Pasión por las verdes) tenía mucha ilusión en esta fase», decía decepcionada la presidenta del club, Ana Almansa, que insistía en que «cuesta mucho llegar hasta aquí, y esto te fastidia. No podemos competir con las islas». 

Y es que ni Beti-Onak, que había pujado fuerte por ser organizador de la fase, ni La Rioja ni Bolaños han podido hacer sombra al potencial económico de las canarias. El Sporting La Rioja publicaba en sus redes sociales "incomprensible decisión por parte de la Federación Española por el gran desembolso económico que supone para los clubs peninsulares y los aficionados, tal y como están los precios de los vuelos y estancias en Lanzarote para dentro de 10 días. Estaremos ante una fase insulsa, sin apenas asistencia de aficionados peninsulares en las gradas". Por su parte, Beti-Onak deseaba "que la rabia inicial por privar a la afición de Atarrabia de disfrutar de la fase nos sirva de acicate para competir como nosotras sabemos hacerlo".