Visitas al vaso de la antigua Casa del curo Rabadán

La Tribuna
-
Visitas al vaso de la antigua Casa del curo Rabadán

Valdepeñas ha recuperado en los Baños del Peral el vaso de la denominada antigua Casa del cura Rabadán, ubicada en el terreno que el Consistorio adquirió recientemente para la construcción de un aparcamiento en superficie junto al paraje

Valdepeñas ha recuperado en los Baños del Peral el vaso de la denominada antigua Casa del cura Rabadán, ubicada en el terreno que el Consistorio adquirió recientemente para la construcción de un aparcamiento en superficie junto al paraje y en el que, de manera fortuita, se hizo el hallazgo. El alcalde, Jesús Martín, aseguró durante su visita al lugar que se ha pretendido «poner en valor» la historia. En este sentido, el regidor municipal apuntó que «a la espalda del baño, lo que queda es consolidar la casa que será un centro de encuentro y de ocio de la asociación de vecinos y para otras actividades que se puedan generar», sin olvidar también que se pondrá en marcha un Aula de Medio Ambiente para poner en valor la zona. Por su parte, la teniente de alcalde de Cultura, Vanessa Irla, recordó que los trabajos se iniciaron en 2017 y se están llevando a cabo, ahora con la restauración del inmueble, con una inversión en materiales y con la contratación de trabajadores de un Plan de Empleo de unos 150.000 euros. Las fases que se han realizado fueron la limpieza de la superficie, la excavación arqueológica, la consolidación y restauración del inmueble y del vaso, el vallado perimetral, la colocación de una noria y bomba hídrica. El vaso cuenta con un panel informativo para el visitante con el objetivo de que conozca el uso. Ha destacado su uso y la mecánica de la noria como recurso para abastecerse en agricultura, así como para la salud, por los beneficios del agua ferruginosa del lugar. Para ello, se ha reconstruido el sistema de extracción de agua de la noria para tener el formato completo del baño real. Irla señaló que la parte anecdótica es que durante la excavación se encontró cuatro maravedíes (Felipe V) y diez céntimos de Alfonso XII.