scorecardresearch

La revolución del ARNm más allá de la pandemia

SPC
-

El ARN mensajero presenta un amplio abanico de posibilidades en el desarrollo de nuevas vacunas contra, por ejemplo, la gripe y el herpes zóster y el tratamiento de patologías como las enfermedades raras

La revolución del ARNm más allá de la pandemia

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus nos ha hecho ser testigos de un importante salto en el desarrollo de tratamientos médicos y científicos, que hasta hace unos años podrían habernos parecido ficción. Uno de ellos ha sido la creación de las vacunas de ARN mensajero (ARNm) para luchar contra el SARS-CoV-2. Pero su rápido desarrollo y lanzamiento no hubiera sido posible de no haber contado con años previos de investigación de esta nueva tecnología. De hecho, el ARN mensajero no solo es útil para la producción de vacunas, sino que presenta un amplio abanico de posibilidades para enfermedades raras, oncológicas e infecciosas.

Explorar estas nuevas aplicaciones de esta tecnología para tratar patologías previamente intratables y el futuro y posibilidad que brinda la medicina personalizada, los biomarcadores y el estudio de la genómica, han sido los temas centrales de debate de la primera edición de Esto es ciencia, no ficción, iniciativa impulsada por Pfizer y que ha contado con la participación del doctor Ángel Carracedo, coordinador del Grupo de Medicina Genómica de la Universidad de Santiago de Compostela y director de la Fundación Pública Gallega de Medicina Genómica (Sergas); el doctor Uwe Schoenbeck, director científico, External Research and Development Innovation y vicepresidente senior de Worldwide Research and Development de Pfizer; Sergio Rodríguez, director general de Pfizer España; y Maite Hernández, directora de Comunicación de Pfizer para el sur de Europa.

Lograr liderar la investigación en ARNm, según Schoenbeck, va más allá del trabajo previo con esta tecnología, que no es para nueva, puesto que lleva décadas en investigación. Lo que es imperativo, es la capacidad de traducir los conocimientos presentes y futuros sobre la tecnología en el desarrollo de medicamentos.

Como afirma este experto, las claves de la investigación y el desarrollo de nuevos enfoques terapéuticos basados en la tecnología del ARNm son las siguientes:

Inversión. Seguir invirtiendo en investigación para proporcionar soluciones frente a la todavía pandemia de COVID-19.

Expansión. Lograr expandir el portfolio de vacunas de ARN mensajero a otras enfermedades infecciosas como la gripe o el herpes zoster, entre otras, además de llevar la investigación de esta tecnología al abordaje de otras áreas terapéuticas como las enfermedades raras genéticas. 

Futuro. Continuar con la inversión en el desarrollo del ARNm y las tecnologías para su diseño, entrega y fabricación.

 «Esta tecnología es muy versátil y abre un gran abanico de posibilidades de tratamientos para muchas áreas terapéuticas: vacunas, oncología, enfermedades raras y, potencialmente, en patologías más prevalentes como las enfermedades inflamatorias y cardiovasculares», recalca el doctor Schoenbeck. «Revolucionaria e innovadora son dos palabras que definen perfectamente a la tecnología del ARN mensajero».

«En Pfizer estamos trabajando de manera pionera con esta tecnología para aprovechar muchas de las oportunidades que presenta», continúa. 

«Contamos con una gran experiencia en el desarrollo la tecnología de ARN mensajero, tenemos un profundo conocimiento de la biología de las enfermedades en nuestras cinco áreas terapéuticas, y tenemos sólidas capacidades de fabricación que nos proporcionan el potencial para hacer ARNm a gran escala, con alta calidad y a la velocidad necesaria para lograr un impacto en los pacientes», concluye.