Catorce nuevas antenas elevan la cobertura de 4G casi al 99%

D. R.
-

Ciudad Real aspira a rozar la cobertura total de 4G y fibra óptica antes de acabar la legislatura, contribuyendo así a fijar población en zonas rurales.

Una de las antenas 4G instaladas en término municipal de Anchuras. - Foto: LT

La provincia de Ciudad Real roza el 99 por ciento de cobertura 4G tras la instalación de 14 nuevas antenas por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en diferentes ubicaciones, que han permitido acabar con zonas de sombra que afectaban, principalmente, a pedanías. Para ello, se ha acometido una inversión de aproximadamente 1,1 millones de euros. De esta manera, Ciudad Real se encuentra por encima de la media regional en cuanto a despliegue y cobertura de 4G se refiere y la intención pasa por llegar a todo el territorio antes de que acabe la legislatura.

Así lo ha explicado a La Tribuna el director general de Cohesión Territorial de la Consejería de Desarrollo Sostenible, Alipio García, que extrapola este mismo objetivo a la fibra óptica, situándose la provincia al 90 por ciento de cobertura. "Las telecomunicaciones son muy necesarias e imprescindibles tanto para el desarrollo como para sustentar población", señala García y añade que tanto el 4G como la fibra óptica son una buena herramienta "para frenar el despoblamiento, en primer lugar, y luego para repoblar nuestras pequeñas localidades". A modo de ejemplo, detalla que debido a la pandemia y con el auge del teletrabajo, en casi todo el territorio provincial se ha podido tener acceso a redes 4G, "y ahora en verano muchos pueblos pequeños aumentan de población y con mucha gente teletrabajando, el 4G y la fibra óptica se han hecho imprescindibles, y nosotros como administración tenemos que encargarnos de que llegue a toda la provincia y a toda la comunidad autónoma".

Las 14 nuevas antenas instaladas por la Consejería de Desarrollo Sostenible se ubican en los siguientes núcleos: Alcubillas, la pedanía de Almadenejos Gargantiel, las pedanías de Anchuras Encinacaída, Gamonoso y Huertas del Sauceral, Cabezarados, Carrión de Calatrava, Guadalmez, la pedanía de Malagón Los Quiles, la pedanía de Almodóvar del Campo Valdeazogues, las pedanías de El Robledo Las Tablillas y Navalrincón, Villamayor de Calatrava y la pedanía de Viso del Marqués Bazán. También se ha dotado de cobertura 4G a Herrera de la Mancha.

El director general de Cohesión Territorial de Castilla-La Mancha también ha puesto de manifiesto que el despliegue de 4G en la provincia ha sido superior por parte de operadores privados debido a contar con municipios de mayor tamaño y con menos dispersión poblacional que en otras provincias, donde el Ejecutivo autónomico ha tenido que invertir más para llegar a pedanías y pequeñas localidades donde los operadores privados no lo han hecho.

De este modo, las previsiones del Gobierno regional pasan por acabar la legislatura con una cobertura prácticamente total tanto de 4G como de fibra óptica para el conjunto de la comunidad autónoma, si bien la crisis económica por el coronavirus podría ralentizar estos planes. En cualquier caso, desde el inicio de la actual legislatura autonómica, Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma donde más ha crecido la cobertura 4G, en concreto en un 137 por ciento, mientras que la fibra óptica ha aumentado en un 339 por ciento, según el director general de Cohesión Territorial del Ejecutivo regional.

 

"Llega tarde".

Esta medida ha sido bien acogida en las localidades, si bien hay municipios que consideran que llega tarde. Es el caso de Malagón, donde su alcalde, Adrián Fernández, señala que "es una buena medida, pero llega tarde. Solo faltaría que las pedanías tengan problemas para ver la televisión en pleno siglo XXI" y añade que "hay que impulsar medidas para evitar el despoblamiento y fijar población. Las pedanías no se pueden quedar solo con una antena 4G, necesitan mucho más como médicos, enfermeros o carreteras, que están muy mal en nuestra provincia, sobre todo las de la Junta y las de la Diputación".

"Si no se impulsan la revolución tecnológica y las infraestructuras, el mundo rural se seguirá despoblando. Hay que dejarse de wifi en las pedanías y apostar más por la fibra óptica. Esto se tenía que haber hecho mucho antes, fuera el gobierno que fuera", añade el regidor municipal de Malagón, que en su pedanía de Los Quiles se acaba de instalar una antena 4G.